Llamadas de Extorsión; Secuestraron a sus Hijas por Teléfono

    0

    Al rspecto, la Procuraduría General de Justicia del Estado, tseñala que es falso que personas del sexo masculino hayan ingresado a una vivienda en la colonia Colinas del Carmen en Villa de Álvarez, y  hayan secuestrado a dos menores de cuatro años como lo señala Diario de Colima, en la sección de policiacas, en su edición del sábado 4 de septiembre, por lo que la Procuraduría General de Justicia hace las siguientes precisiones.

    El pasado 2 de septiembre del año en curso, a las 20:15 horas, una persona del sexo masculino quien dijo ser  Policía, realizó una llamada telefónica a la casa de los papas de las menores que por obvias razones se omite su nombre, contestando una de ellas de 14 años.

    El supuesto agente le dio el nombre del papá y le preguntó que si estaba a lo que le dijo que no, luego le dijo  que tenía que salirse de inmediato porque iban a llegar varias personas para vengarse porque que su progenitor los había denunciado.

    Antes de colgar le ordenó que dejara el teléfono de su casa descolgado, que le proporcionara su número de celular al igual que el de su papá, y finalmente le dijo que tomara un taxi y se dirigiera a la central camionera urbana, que sería un lugar seguro para que no las encontraran.

    La menor siguió las instrucciones y en compañía de su hermana de 4 años tomó un taxi y minutos después el supuesto agente se comunicó a su celular y le ordenó que por ningún motivo colgara o apagara el teléfono.

    De esta manera queda de manifiesto que las menores no fueron sustraídas por personas como lo señala la nota de dicho medio de comunicación.

    Luego esta persona se comunicó al celular del papá a quien le dijo que tenía secuestrada a sus hijas, exigiéndole el pago de 200 mil pesos, por su liberación y que minutos después se comunicaría con él para ver su respuesta.

    El papá de las menores llamó a la mayor en varias ocasiones pero lo mandaba al buzón, por lo que llamó a las autoridades correspondientes quienes montaron un operativo para localizarlas.

    De nuevo recibió una llamada del supuesto policía judicial y le dijo que se trasladara con el dinero al malecón donde lo estaban esperando para que les entregara el dinero y ellos le regresarían a sus hijas.

    A las 23:30 horas, las menores fueron localizadas en la central camionera urbana, por agentes de la Policía de Procuración de Justicia, quienes las trasladaron a su domicilio y las entregaron.

    De esta manera la PGJE evitó que esta familia fuera víctima de una extorción telefónica.

    Al continuar con las investigaciones los números registrados en el celular del papá de las menores uno tenía lada de Nuevo Laredo Tamaulipas y el otro de Tampico, y son de la compañía telefónica Movistar y/o Pegaso.

    Cabe señalar que los extorsionadores le depositaron tiempo aire a la menor, porque para que no se le terminara el saldo, ya que uno platicaba con ella y otro con su papá, lo que impedía que hubiese comunicación entre padre e hija.

    Esta dependencia hace un llamada a los padres de familia para que tengan una mayor comunicación con sus hijos, que los orienten a no proporcionar número telefónicos de celulares y mucho menos datos personales a personas desconocidas.

    Las llamadas las siguen realizando por celular desde otros estados del país, en su mayoría son personas que están recluidas en algún CERESO, y como son teléfonos que usan “chip” , una vez que logran su objetivo lo tiran y compran otro.

     

    Compartir