RINDEN A CEJA ESPÍRITU HOMENAJE EN SEMANA DEL MÉDICO

    0

    La historia de cómo iniciaron los primeros eventos de la Semana del Médico, hace 26 años, la compartió el director de la Facultad de Medicina, Héctor Alvarado Banda, para dar inicio al evento inaugural.

    Alvarado Banda recordó que fueron torneos de inteligencia, la elección de la reina, el baile de coronación y concursos de comedias, los albores de este proyecto hoy consolidado. “Inició con uno o dos días, pero tuvo más participación conforme se formalizó el aspecto académico local, tanto que ahora tenemos invitados de prestigio internacional”, explicó.

    Ceja Espíritu expresó que la Medicina, para él, requiere de una rigurosidad científica, sentido humano, clara concepción de la ética de la profesión, respuesta y auxilio a quien se siente enfermo. “Además, la Medicina implica privación de las comodidades porque no hay horas de reposo”, dijo y agradeció el siempre apoyo de los médicos Héctor Alvarado Banda y Carlos Salazar Silva.

    Ramón A. Cedillo Nakay, rector de la Universidad, habló del ejercicio de la profesión médica de Ceja Espíritu, “un ejemplo de los que se deben considerar, y siempre con una agenda de trabajo incansable, incluidos los fines de semana”.

    Como ya es tradición, el homenaje incluye un video testimonial sobre el médico elegido. En el audiovisual dieron testimonio el empresario y médico Carlos Salazar Silva, dos pacientes, su esposa y el mismo homenajeado. Salazar Silva describió al médico en sus inicios como un joven introvertido y sencillo en su trato que buscaba por todos los medios allegarse información y acercarse al maestro.

    Relató que colaboró con él en el área de Medicina Interna y se quedó a la cabeza cuando él fungió como rector de la Universidad de Colima. En el mismo video, Ceja Espíritu, con lágrimas en los ojos, se sorprendió de su trayectoria al ser de origen humilde.

    Además, agradeció a la Facultad de Medicina porque “con sus carencias – en aquellos años- nos formó de la mejor manera”.

    La primera conferencia de la Semana del Médico estuvo a cargo de Samuel Flores Huerta, jefe del departamento de Investigación en Salud Comunitaria del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”. Flores compartió los resultados de investigaciones sobre el incremento en niños y adolescentes de la grasa abdominal.

    Esta grasa abdominal, que él denomina visceral, fue registrada en 466 niños y niñas y, a medida que aumenta la cintura, aumenta la grasa visceral y con ello el índice de masa corporal, cintura, presión arterial, diástole y sístole, insulina, resistencia a la insulina, existe menos colesterol bueno, más triglicéridos; y la adiponectina, que protege de la inflamación, se reduce también.

    Este cuadro es precedido, explicó Flores Huerta, por una diabetes próxima o hipertensión, datos que deben causar alerta en las Secretarías de Salud.

    Recomendó evitar las sustancias o nutrimentos que no dependen de insulina pero se convierten en grasa ectópica como la grasa hidrogenada, conocida como grasa vegetal, con la cual elaboran los productos industrializados.

    También recomendó evitar los aminoácidos ramificados (van directo a la energía, esencialmente de productos animales), etanol (llena el hígado y no para darle energía) y fructuosa.

    En reflexión por las investigaciones hechas, Flores Huerta pidió incorporar estos conocimientos a la práctica, reducir consumó de bebidas industrializadas dulces (fructuosas), aumentar el consumó de fibra que impiden elevaciones de glucosas en la sangre y estimular al hígado mediante el ejercicio. “No olvidemos el origen de lo que comían nuestros antepasados, los vegetales”, sentenció.

     

     

    Compartir