Repudian Reporteros Política de Comunicación de Mario

    0

    En clara alusión al reciente cierre del periódico Milenio Colima —que dejó de publicarse ahogado económicamente por el retiro casi total de la publicidad del gobierno del estado— Solís Espinosa denunció:

    “Desde el poder son estranguladas las empresas periodísticas que no se ajustan a los designios de quienes, equivocadamente, han ejercido el presupuesto público como un patrimonio de carácter partidista o, aún peor, personal”.

    En su discurso ofrecido ante un presidium conformado, entre otros, por los representantes de los poderes del estado, el dirigente gremial añadió que desde la Coordinación de Comunicación Social del gobierno estatal “se manipula de manera discrecional el presupuesto público destinado a la publicidad, utilizándolo para mantener un obsoleto aparato mediático que incluye a diversos sectores de la prensa. En cambio, ese mismo presupuesto se utiliza para acallar las voces críticas, contrarias o simplemente incómodas al régimen”.

    Mario Alberto Solís refirió que las voces disidentes son sometidas a “feroces persecuciones mediáticas, instrumentadas desde las oficinas gubernamentales y ejecutadas, precisamente, por quienes son los principales usufructuarios de los recursos que deberían entregarse de manera transparente y equitativa”.

    Lo anterior, abundó, es una muestra clara del panorama que enfrenta la libertad de expresión en Colima: el dinero del pueblo se usa en pagar a quienes combaten e inhiben la crítica y el libre desarrollo de las ideas.

    A su vez, el coordinador general del Club de Reporteros de Colima, Jorge Alberto Ruiz Chávez, se quejó de que algunos funcionarios obstruyen la labor de los reporteros, además de señalar que aunque el estado no tiene los niveles de violencia de otras regiones del país, sí se han suscitado algunas agresiones físicas y verbales en contra de trabajadores de los medios.

    Sin embargo, Ruiz Chávez reconoció que durante sus primeros meses, la administración gubernamental de Mario Anguiano se ha caracterizado por el respeto de la libertad de prensa.

    Por su parte, en su intervención el gobernador Mario Anguiano respondió lo relativo al caso del periódico Milenio Colima: “Sería lamentable —dijo— que un medio tuviera que cerrar sólo porque el gobierno no le ha dado (publicidad), y yo les digo que les demostramos que todos los medios han tenido trabajo por parte del gobierno del estado.”

    Así mismo, se comprometió a que por parte del gobierno del estado, se seguirá apoyando a los medios de acuerdo a las posibilidades económicas del estado. “Ustedes saben que cuentan con todo mi apoyo y mi afecto por la labor que realizan los periodistas y todos lo que se dedican a los medios de comunicación.”.

    El mandatario aseguró que en su administración, garantizará el respeto a la libertad de expresión, sin distinción, ya que el gobierno tiene la responsabilidad de asegurar que este derecho se ejerza sin limitantes.

    Luego de colocar una ofrenda floral en el monumento a Francisco Zarco, Anguiano Moreno afirmó que su gobierno ha sido respetuoso de la libre manifestación de ideas y lo seguirá siendo hasta el último día de su ejercicio, ya que la libertad de pensar, decir y escribir, es condición necesaria para alcanzar niveles más altos de desarrollo.

    El jefe del Ejecutivo expuso, además, que los funcionarios de la administración estatal tienen muy en claro que bajo ninguna circunstancia permitirá que se limite, obstruya o censure la importante labor que realizan los medios informativos.

    Compartir