REMEMORAN COMPOSITORES JALISCIENSES A TRAVÉS DE SU MÚSICA

    0

    Durante el evento realizado en el auditorio Cristóbal de Oñate, dentro de la Cámara de Comercio, se habló de los diversos géneros que se identifican en la región y se interpretaron algunos de los temas tradicionales que datan desde finales del siglo XIX hasta la primera mitad del XX, con la intención de rememorar a los autores representativos de Jalisco.

    “A la orilla de un palmar” de Clemente Aguirre fue el tema seleccionado para identificar cómo la canción popular mexicana pasó de ser transmitida de voz en voz a ser registrada por un autor. Por su parte, “Por un amor” de Gilberto Parra Paz, fue la encargada de representar a la canción ranchera.

    El jarabe tapatío, el son y los corridos también fueron incluidos en el repertorio. Incluso Gutiérrez, quien actualmente dirige al Coro del H. Ayuntamiento tapatío, hizo mención de la canción revolucionaria, que se diferencia del corrido por ser improvisada y estructurada de manera simple, en ocasiones sólo por una estrofa.

    El maestro investigador hizo una presentación en orden cronológico de músicos tapatíos. «De esta forma les dedicaremos un homenaje a todos ellos», dijo. Temor de Gonzalo Curiel fue de las más despertó la nostalgia en el recinto, con sus versos: «miedo de acostumbrarme a tu calor. Temor de fantasía, temor de enamorado que no me deja saborear tu amor.»

    José Rolón, Antonio Gomesanda, Blas Galindo, Sebastián Robledo, también fueron recordados, así como los autores de canciones populares: término que surge en 1821 con La Pulga de Pepe Quevedo. Estas composiciones desencadenaron los sones y corridos.

    Una de los polémicos compositores fue María Grever, quien fue registrada en Guanajuato, pero los presentes en el auditorio la demandaron jalisciense. El tenor jalisciense José Mojica, que también incursionó en la industria fílmica, fue recordado con “Por una mujer ladina”.

    De Pepe Guízar se dijo que logró «dibujar» la geografía del país a través de sus temas, por lo que fue identificado como «El pintor musical de México», en la radiodifusora XEW. Para concluir se habló del bolero y de cómo este género, a partir de los años 30, se convirtió en el más popular, causando gran impacto en teatros, radio, cine y televisión. «Amar y vivir» de Consuelo Velázquez fue la encargada de cerrar la noche.

    Fuente: El INFORMADOR

     

     

    Compartir