Regasificadora, Punta de Lanza Para Ambicioso Proyecto de CFE y Pemex

    0

    El objetivo es extraer el hidrocarburo de cuencas productoras en otras regiones para garantizar el suministro futuro que demanda el aparato productivo nacional.

    Según información entregada a potenciales inversionistas, aunque todavía no se determina el monto de inversiones que podrían realizarse fuera del territorio nacional, la construcción de la planta de regasificación que se construirá en Manzanillo será la punta de lanza del proyecto que fue dividido en tres etapas, una de las cuales es explorar y desarrollar reservas en otras regiones para asegurar el suministro de gas natural licuado de importación para los próximos 15 o 20 años.

    Por lo pronto, se evalúa la compra de reservas de Perú aprovechando la intermediación de la petrolera española Repsol, que ya opera en el yacimiento de Camisea en el país andino, que es socia de Pemex y que obtuvo el contrato para suministrar gas natural licuado de Perú para CFE.

    Según el Programa para Incrementar el Abasto de Gas Natural en México Importando Gas Natural Licuado, elaborado por la Secretaria de Energía, el paso siguiente será “comprar gas a boca de pozo —en otros países productores—, pasar el producto por el proceso de licuefacción (transformarlo en líquido), transportarlo vía marítima, descargarlo en la planta de Manzanillo y distribuirlo en el interior de México”.

    Las autoridades energéticas explican que actualmente existen en el mundo una diversidad de oferentes con grandes reservas probadas de gas y que las actividades de upstream —buscar y extraer— generan el mayor valor económico de la cadena.

    En una tercera fase se tiene contemplado que mediante un consorcio que conformen la CFE, Pemex y tentativamente la iniciativa privada se pueda salir a explorar y desarrollar en otros países reservas de gas.

    Compartir