Recupera movilidad en el brazo, niño que sufrió quemaduras con alcohol

0

Luis Rosales Chávez|COLIMANOTICIAS

Tecomán, Col.- Gracias al apoyo de muchos tecomenses, la pesadilla de la familia Campos Gaytán está terminando, admitió Lorena Campos Gaytán madre del menor Kevin Jaret González Campos, quien hace poco más de un mes sufrió graves quemaduras en su brazo cuando intentó prender una fogata con alcohol: “mi hijo estaba mal, cuando de pura causalidad iba llegando el señor Flavio Castillo, me preguntó si tenía seguro popular, me llevó al hospital y contactaron a la fundación Michou Mau”.

Tras algunas llamadas y envíos de fotografías de la gravedad de las quemaduras, Kevin fue atendido en el hospital pediátrico de Xochimilco a donde llegaron gracias a varios apoyos que amigos y políticos, incluso de la presidencia le entregaron, “allá estuvimos 17 días en el hospital de México, tuvo la mejor atención, lo curaban en un ambiente limpio cada tercer día, y está mucho mejor, estamos en casa, aún tiene cita el 9 de septiembre porque su cicatriz está activa, todavía necesita protección”.

El seguro popular no cubre este tipo de curación, de acuerdo a lo que mencionó Lorena Campos, en el sector salud podían atender al pequeño pero ella estaría comprando el material “y tan solo las gasas costaban 500 pesos y no había garantía de cómo iba a quedar su mano, allá en México vi niños con secuelas porque fueron mal atendidos, las cicatrices que les quedan son muy feas, y a mi hijo le quedó muy bien, porque a la tercera curación ya estaba muy bien”.

Lorena Campo es madre soltera de tres hijos, Kevin es el menor, y nunca ha sido beneficiaria de ningún programa de apoyo, luego de esta experiencia, dijo, “Estoy muy agradecida, yo nunca había recibido apoyos, ni oportunidades, ni beca… nada, – rompe en llanto y continúa- ahora que me ayudaron estoy muy agradecida, que Dios los bendiga porque ahora sé que sí existen las personas buenas y de buen corazón, me ayudaron tanto que hasta la fecha, tenemos algo de dinero porque amigos y gente de la iglesia hicieron una recolección y hasta me arreglaron el cuarto para poner a mi hijo, con vitropiso y ventiladores, qué más puedo decir, muchas gracias”.

El día del accidente, el empresario Flavio Castillo Palomino llegó al domicilio por casualidad, y fue quien llevó a Lorena y a su hijo a la atención médica, ahora presente en la llegada de Kevin de México, dijo “Gracias a Dios es una historia difícil para la familia pero tiene un feliz final porque no hubo infección que le hiciera perder su brazo, afortunadamente tenemos un buen resultado porque está recuperando su piel y movilidad, y va a tener una vida normal con buena expectativa, nos alegra decir que todo salió bien después de todo”.

Castillo Palomino mencionó convencido que se debe regresar lo que da la vida, “yo tuve una segunda oportunidad y veo la razón de ello, pero fue una labor de varias personas, la buena atención que se le dieron en los servicios de salud y la gran ayuda de la fundación para hacer que recuperar la movilidad en su mano porque era una lesión de mucho daño, por eso hay que agradecer a todos los que nos ayudaron, fueron muchas personas que estuvieron al pendiente del caso, algunos económicamente, otros cuidando a la familia de la señora, Felicitas Peña, el diputado Arturo García, Mayra Cavazos, Margarita Palomino, Rosa Quiles, mucha gente altruista y de buena voluntad que se sumó”.