«Vivimos de Milagro», narra Sobreviviente del Accidente

    0

    «Todo ocurrió en dos minutos», explica aturdida todavía del accidente, la señora Isidra Martínez Aburto, de 36 años, quien narra cómo fue que se salvó de morir ella y sus dos hijos dentro del camión de la línea «Primera Plus» que se incendió al chocar de frente con un trailer, ayer por la mañana, cerca de Ciudad Guzmán en Jalisco.

    Entrevistada afuera del Hospital Regional Universitario, donde fue dada de alta la mañana del jueves, Isidra explica que ella abordó el camión en la cantral de Colima a las seis de la mañana con rumbo a Guadalajara y de ahí a Nogales, Sonora con sus dos hijos, Isis Lizbeth Topete Martínez, de 12 años y Féliz Fernando de 8 años. Buscaban pasar unas vacaciones con familiares que viven cerca de la frontera.

    ¿Qué fue lo que pasó, que es lo que usted recuerda?, se le preguntó. «No sé, recuerdo el accidente, un fuerte golpe, un tronido y luego ví que el camión empezó a quemarse, la gente estaba tirada en el piso y otros en los asientos, empezaron los gritos de que iba a explotar el autobús. Un señor me recibió a mis hijos, él estaba afuera del camión».

    «La gente no podía salir porque la puerta se atoró. Muchos no se animaban a aventarse por las ventanas. Yo recuerdo esto como que fue un sueño, reaccioné rápido y había gente tirada arriba de mis hijos, yo como pude los saqué y los saqué rápido por la ventana, todo ocurrió como en dos minutos, cuando escuchamos una explosión ya estábamos como a unos 30 metros del camión».

    «Mis hijos y yo íbamos en los asientos 5 y 6, en el siguiente asiento del chofer. Ibamos a Nogales, Sonora, yo había pagado mis boletos para allá, pensabamos pasar unas vacaciones».

    «Del accidente, mi hija salió con una pierna fracturada y golpes, mi posible fractura en un brazo. Yo quiero que alguien se haga cargos de mis gastos y de mis cosas, todo se perdió. Gasté como 3 mil pesos en boletos y hasta ahora nadie me ha dicho quien me va a pagar. Yo resulté con una costilla fracturada y golpes en la cara, perdí un diente, como pueden ver».

    Dijo que en el hospital regional universitario la atendieron bien. «El único que fue a Ciudad Guzmán fue el secretario del gobernador, quien nos mandó una ambulancia para traernos aquí a Colima».

    Reconoce la señora Isidra que estar con vida es realmente una nueva oportunidad. «Agrezco a Dios que salimos bien mis hijos y yo. Todo ocurrió en dos minutos, cuando salimos del camión ví que el camión explotó. No todos alcanzaron a salir, porque la puerta se trabó, el golpe fue de frente y el chofer ahí quedó adentro y otros pasajeros también que estaban inconcientes».

    Isidra Martínez Aburto señaló que es originaria de Michoacán pero con muchos años de radicar en Colima, de donde es su esposo. «En cuanto salimos del autobús yo le marqué por teléfono a mi esposo, quien llegó después a Ciudad Guzmán», dijo finalmente.

    La señora y uno de sus hijos fueron dados de alta del Hospital Regional de Colima la mañana del jueves. Pidió a través de este medio que las autoridades del gobierno del estado la ayuden a que obliguen la empresa que le pague los gastos médicos y lo que perdió, así como la devolución del dinero de los boletos, porque nadie de la línea «Primera Plus» se ha acercado a ellos.

    Compartir