PROFESIONAL DEL FRAUDE: DETENIDO POR LA DSP

    0

    El sexagenario José Manuel Arredondo Negrete de 66 años de edad, con domicilio en la colonia Los Álamos en Irapuato, Guanajuato, se encuentra privado de su libertad por fraude, abuso y lo que se acumule en agravio de las familias manzanillenses.

    Todo parece indicar que el presunto responsable llevaba a varias personas timadas con cuento de vender joyas al parecer de oro a bajo precio, cayendo varias incautas en el juego, sin embargo, quedó a disposición del grupo de inteligencia de la procuración de justicia, para las averiguaciones previas.

    De acuerdo al informe de la policía preventiva, señaló que alrededor de las 13:30 horas del pasado jueves, una mujer, solicitó la intervención de la policía preventiva, ante la presencia de un sujeto de la tercera edad que estaba vendiendo alhajas de fantasía, por lo que pidió su arresto.

    Los uniformados, arribaron a la costera, en donde se entrevistaron con la víctima, mencionando que estaba en su domicilio particular en la colonia Las Joyas en la delegación Santiago y se acercó el individuo de la tercera edad, ofreciéndole varias alhajas al parecer de oro a un precio de mil pesos.

    Agregó que en tanto insistir, le compró una cadena de metal amarillo con un dije, todo por mil pesos, por lo que se trasladó a un centro de negocio donde valoran el oro y le dieron cuentas que todo era de fantasía, por lo que se abocó a rastrear a la persona fraudeadora.

    Mencionó que en la costera a la altura de las tiendas comerciales, localizó al sospechoso y le reclamó sobre la venta de las cadenas, a lo que el anciano intentó escapar.

    Agregó la agraviada, que una persona del sexo masculino la apoyó y entre los dos aseguraron al probable culpable y le regresó el dinero de la venta de las joyas, dándose a la fuga.

    Posteriormente los uniformados, iniciaron una búsqueda por los alrededores y en una parada de camiones urbanos, localizaron al sospechoso que le marcaron el alto, procediendo a una revisión física, localizando en sus pertenencias, tres cadenas y una esclava de color amarillo, pero de fantasía, cayendo en contradicciones.

    Finalmente la parte afectada, levantó su denuncia en el ministerio público, con la idea de que se investigue y se castigue al responsable, debido a que existen algunas otras mujeres que cayeron en el cuento de las joyas de oro.

    {Jathumbnail off}

    Compartir