Presenta Vianey Mendoza iniciativa para derogar IEPS a telecomunicaciones

0

*Derogar el impuesto especial sobre producción y servicios a los servicios que se prestan a través de redes públicas de telecomunicaciones, constituye un paso indispensable hacia esta nueva visión

Redacción|COLIMANOTICIAS

México.- En el marco de discusión del Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2014, la senadora de la república del GPPRD Iris Vianey Mendoza presentó una iniciativa que tiene como objeto derogar el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), a los servicios que se prestan a través de una red pública de telecomunicaciones.

En su intervención Iris Mendoza dijo «Desde el año 2010, en que los servicios de telecomunicaciones están gravados con una tasa de 3%, que se aplica al precio cobrado, y sobre este resultado se suma el IVA de 16%, el IEPS ha significado un aumento al precio de los servicios que los consumidores deben absorber.

Además de tener un bajo impacto recaudatorio, a tres años de su instrumentación, son evidentes las consecuencias de afectación de este impuesto tanto al crecimiento de las telecomunicaciones, como en forma directa a los usuarios, limitando el ritmo de crecimiento de accesos fijos, móviles y de banda ancha, con sus consecuentes efectos perniciosos en la productividad, competitividad, generación de empleos y bienestar social.»

«Al aumentar su costo e inhibir el desarrollo de las telecomunicaciones, el gravamen ha tenido un efecto regresivo y adverso a la economía nacional: afecta negativamente el crecimiento económico, la creación de empleo y la productividad», declaró Mendoza Mendoza.

«El IEPS a las telecomunicaciones también carece de toda justificación económica por su insignificante capacidad recaudatoria.»

Asimismo la senadora secretaria de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, explicó «Por este gravamen, en 2012 se esperaba recaudar 7 mil 465 millones de pesos y sólo se lograron 6 mil 155.1 millones. Para 2013 se proyectó una recaudación de 6 mil 568 millones y a marzo se ubicaba en mil 829  millones, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.»

«Los efectos negativos se han hecho sentir en todos los estratos de la población, ya que inclusive los hogares con menores ingresos tienen un consumo considerable: la penetración de telefonía móvil en el primer decil de ingresos supera el 20% de los domicilios.»

 

Iris Vianey Mendoza indicó que uno de los efectos más preocupantes de la implementación del impuesto es la merma en penetración que genera y dijo que actualmente, el país debería contar con más de 100 millones de líneas, casi 4 millones más de los 96.6 millones actuales.

 

En este sentido, la senadora perredista declaró que «las agendas digitales de varios países, los planes de desarrollo de la banda ancha, el Plan Nacional de Desarrollo de México, la propuesta de Agenda Digital Nacional y diversos documentos emanados del Congreso de la Unión, afirman que el uso de las tecnologías de información y de las telecomunicaciones, incluyendo el Internet, contribuyen a agilizar el desarrollo económico de los países, mejorar su competitividad, incrementar la calidad de vida de la población; y, el aumento del 10% de la penetración de la banda ancha puede incrementar hasta en 1.4% el PIB nacional, en países con similares condiciones al nuestro.

 

Por ello, mantener la carga fiscal sobre bienes y servicios de tecnologías de la información resulta particularmente contraproducente durante una desaceleración económica como la actualmente vivimos,  ya que disminuyen el consumo en bienes que poseen efectos de red naturales asociados a ellos.»

 

Ya para culminar Iris Vianey Mendoza, comunicó que «Una verdadera política de Estado debe vislumbrar a las telecomunicaciones y a la adopción de tecnologías de información, como instrumentos insustituibles que deben potenciarse para atacar los problemas de crecimiento y desarrollo económico que son prioridad nacional en estos tiempos de recesión macroeconómica y con más de la mitad de la población en pobreza extrema.