‘¡Por fin fuera!’: Italia y otros países europeos dejan atrás el confinamiento

0

*Aunque de forma parcial y bajo una fuerte vigilancia.

CN COLIMANOTICIAS

Italia.- Tras semanas de estricto confinamiento, varios países europeos comenzaron hoy a reanudar su actividad, aunque de forma parcial y bajo una fuerte vigilancia.

ITALIA

El sector manufacturero, el de la construcción y el comercio al por mayor pueden abrir fábricas y tiendas y reactivar las obras, por lo que 4.5 millones de italianos fueron llamados a volver al trabajo.

«No tuve problemas en mi tren, en mi vagón éramos solo cinco o seis personas», declaró Isabella Ferrari, de 61 años, una ama de casa de Milán.

El uso de cubrebocas, cuyo precio se limitó a 0.50 euros la unidad, es obligatorio en los transportes.

Las reglas de distanciamiento siguen en vigor, también en los parques, que fueron reabiertos.

Los italianos también pueden visitar a sus familiares, siempre y cuando lleven cubreboca.

Bares y restaurantes pueden vender comida solamente para llevar. Su apertura completa tendrá lugar el 1 de junio, así como los salones de belleza y peluquerías.

Los colegios permanecerán cerrados hasta septiembre.

ESPAÑA

A partir de este lunes, algunos pequeños comercios como peluquerías pueden recibir clientes con cita previa. Bares y restaurantes pueden vender para llevar.

El uso de mascarilla es obligatorio en los transportes públicos.

En el metro de Madrid, Pilar López, tomó un cubrebocas que le han dado.

En la Sagrera, un barrio obrero de Barcelona, la actividad vuelve poco a poco a su cauce.

En una pequeña mercería, Rosario Montalvo, de 59 años, atiende una clienta de toda la vida que la había llamado para comprar hilo.

«Algunas clientas me han llamado porque querían encargarme cosas y he decidido abrir, así también aprovecho para limpiar y preparar el local», comenta, aunque no tiene claro cómo seguirá la semana.

«Depende de cómo vayan estos días veré si sigo abriendo o no. Esto de la cita previa para comercios como el mío es una broma. La gente reservará hora en la peluquería pero no me va a pedir una cita para comprar cintas, hilos o botones», lamenta.

En algunas islas de Baleares y Canarias, la mayoría de los comercios, museos y terrazas de bares y restaurantes pueden abrir con capacidad limitada, al igual que los hoteles pero con condiciones.

El resto del país les seguirá a partir del 11 de mayo.

ALEMANIA

Las escuelas reabren progresivamente a partir de este lunes en algunos estados federados.

Las peluquerías subieron la persiana, y también reabrieron los lugares de culto y los museos.

«Llevo esperando desde las 08H00. Estoy harto de mi pelo», apuntó Galep Atmaca, un berlinés de 15 años de espesa cabellera rubia.

«Tenemos muchas citas para hoy y para toda la semana», señaló por su parte Ramazan Uzun, un peluquero de 27 años del barrio berlinés de Kreuzberg, confirmando el entusiasmo de muchos ciudadanos por cortarse el pelo.

PORTUGAL

Librerías y concesionarios de automóviles pueden reabrir. El comercio local, hasta 200 m2, que dé a la calle, también puede hacerlo, con cubrebocas obligatorio.

En cuanto a las peluquerías y salones de belleza, pueden reanudar su actividad pero con cita previa.

En los transportes públicos el cubrebocas es obligatorio.

HUNGRÍA

Fuera de Budapest, reabren terrazas de cafés y restaurantes, playas y baños públicos y se reanudan los entrenamientos deportivos profesionales.

El cubrebocas es obligatorio en los transportes y comercios.

POLONIA

Reabrieron los hoteles, centros comerciales y una parte de los centros culturales como bibliotecas y algunos museos.

En Varsovia, muchos polacos -ataviados con cubrebocas- se precipitaron hacia las galerías comerciales.

PAÍSES NÓRDICOS

En Islandia, reabren las universidades, museos y peluquerías.

Dinamarca y Noruega, en régimen de semi confinamiento, fueron unos de los primeros países europeos en aliviar las restricciones.

GRECIA

Las librerías, peluquerías y salones de belleza, comercios de electrónica y artículos deportivos y jardinería pudieron reabrir.

«Tenía muchas ganas de poder volver a salir, retomar mi vida social, ¡y que me recortaran la barba para dejar de parecer un oso!», bromeó Alexis Protopappas frente a una barbería del barrio ateniense de Pagrati.

Con información de EXCÉLSIOR