PIDEN DECLARAR A COLIMA COMO ZONA DE DESASTRE

    0

    Este jueves al hacer uso de la voz ante el pleno de la Cámara de Diputados, el diputado federal Carlos Cruz Mendoza solicitó a los legisladores apoyar el punto de acuerdo presentado por la junta de coordinación política, “para pedirle a la secretaría de Gobernación declare de manera inmediata desastre al estado de Colima”.

    La secretaría de Gobernación decretó el estado de emergencia ayer jueves para liberar recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), sin embargo, el nivel de “zona de desastre” destinaría más recursos para labores de reconstrucción.

    Cruz Mendoza reconoció el llamado que hizo el gobernador Mario Anguiano para declarar al estado zona de desastre, a la vez que destacó la participación del ejército mexicano en el auxilio a la población damnificada.

    Ante los legisladores federales Cruz Mendoza dijo que “tenemos daños en puentes, carreteras, caminos, en infraestructura ferroviaria”, al mismo tiempo que agregó que “el servicio de ferrocarril Manzanillo-Guadalajara está suspendido y en consecuencia varias comunidades de la entidad están incomunicadas”.

    Cruz Mendoza habló de la existencia de afectaciones a la infraestructura educativa y afirmó que hay muchas familias colimenses afectadas en su patrimonio dado que más de 5 mil viviendas y un centenar de vehículos que resultaron afectados

    Con respecto a los daños en la zona agrícola, Carlos Cruz dijo que se afectaron 10 mil hectáreas de limón mexicano, así como 1 mil 200 hectáreas de plátano con pérdida total y 4 mil 600 con afectaciones parciales, además de pérdidas en plantaciones de sandía, tomate, melón y jitomate.

    El diputado federal expuso ante el pleno que “se registró un arrastre de 700 cabezas de ganado bovino y porcino, además de que se reportan daños importantes a la infraestructura pecuaria, hidroagrícola y a cerca de 400 kilómetros de caminos sacacosechas.

    Finalmente informó que además también hay daños a la infraestructura de salud, además de que en infraestructura turística se calcula un daño aproximado de 170 millones de pesos.

     

     

    Compartir