Peralta: Comentarios de Fernando Antero Desorientan

    0

    El funcionario enfatizó: “Colima es una entidad federativa pequeña, sin embargo le aporta recursos  muy importantes a la federación; por poner varios ejemplos: no solo tenemos una extracción muy significativa en lo que concierne al sector minero, tenemos además una central termoeléctrica que genera 1900 megawatts; el PIB del estado para el año 2006, que es la cifra oficial mas reciente, es de 44 mil 140 millones de pesos a precios corrientes, derivándose una recaudación que está por arriba de los seis mil millones de pesos, solamente por el IVA”.

    Indicó que el presupuesto del Gobierno del Estado para el 2008 es de seis mil 180 millones de pesos, cifra que es relativamente pequeña considerando los ingresos que está recibiendo el gobierno federal por parte de la aduana, la cual para el 2007 recaudó casi 25 mil millones de pesos, previéndose para este año un crecimiento considerable.  

    El Secretario argumentó que cualquier actor público que pretenda participar en un debate político, lo debe de hacer de manera responsable, con congruencia y un profundo conocimiento de causa.  Mencionó además que “las declaraciones del presidente del PAN, Fernando Antero, conllevan un desconocimiento de lo que establece el artículo 40 de la constitución, el cual consagra un pacto federal de todas las entidades federativas a nivel nacional.  En este pacto federal lo que se establece es que debe de haber una mayor capacidad de gestión y respuesta de los estados y municipios frente a las problemáticas sociales; las delegaciones entonces deben de ir precisamente en el sentido de fortalecer a los estados y municipios en lo que establece el articulo 40 de la constitución”.  

    Subrayó además que se debe de impulsar un nuevo federalismo y no un mayor centralismo, así como cualquier esquema que reconozca que hay atribuciones y facultades importantes de los municipios y de los estados para trabajar de una manera coordinada y no centralista, ya que dicho modelo le ha hecho daño al país.

    Peralta Sánchez dijo que “las obras que hace el gobierno federal no son un acto de generosidad, es decir, no son dadivas hacia el estado; se deben de entender como parte de un fortalecimiento a un pacto federal que se tiene que realizar de manera coordinada entre los tres niveles de gobierno.  Muchos proyectos no serian posibles si no se dan a través de la gestión del Gobierno del Estado y de un trabajo coordinado entre los tres niveles de gobierno; un ejemplo es la regasificadora, la cual demandó un trabajo arduo durante muchos años por parte de la CFE y el Gobierno del Estado, el cual vio rendir frutos hace unas semanas con la visita del Presidente de la República, quien atestiguó un acuerdo de coordinación donde cada una de las instancias y de las dependencias involucradas asumieron responsabilidades de acción y ejecución, que nos van a permitir sacar adelante dicho proyecto”.

    Comentó también que en el pacto federal esta plasmada la firma del gobernador Jesús Silverio Cavazos Ceballos, lo que se constituye en un acto de voluntad en el que el Ejecutivo estatal asume la responsabilidad de sacar adelante algunos temas.  

    Consideró que los comentarios en relación a las delegaciones no van en el sentido de un ataque hacia ellas, ya que incluso la semana pasada se pudo leer una nota periodística donde la delegación del ISSSTE salió bien posicionada a nivel nacional, de acuerdo a una encuesta, y fue el propio Gobernador del Estado quien reconoció el trabajo de Ulises González García, delegado del ISSSTE, por lo que el funcionario insistió que no se trata de atacar ni de desaparecer las delegaciones, sino de optimizar los recursos.

    “Los recursos provienen de las recaudaciones fiscales, son públicos, son de todos los mexicanos, y yo creo que lo que tenemos que hacer es un gasto eficiente y una optimización de los mismos”, recalcó Ignacio Peralta añadiendo: “si derivado de un análisis, algunas dependencias están duplicando funciones, entonces por el bien del país y para hacer un uso eficiente de los recursos, deben desaparecer; en cambio, si derivado de ese análisis se justifica la existencia de las mismas debido a las funciones que realizan, seguro tendrán que permanecer realizando el trabajo que les corresponde”.

    Dijo también que este no es un tema local, ya que a nivel nacional, en la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE), existen varias entidades federativas que han solicitado de manera muy seria, por escrito y en foros abiertos, la desaparición de algunas delegaciones de la Secretaria de Economía en sus respectivas entidades, debido a diversos factores, por lo que es un tema que se está manejando y tratando a nivel nacional.

    Cuestionado también en relación al comentario de Fernando Antero, en el sentido de que al Gobierno del Estado le gusta saludar con sombrero ajeno, Ignacio Peralta replicó que “en primer lugar, absolutamente todos los programas federales no serían posibles sin la participación del Gobierno del Estado.  Todos los programas federales requieren de una mezcla de recursos donde prácticamente todo se da peso a peso; si no hace una aportación el gobierno del estado, entonces el programa federal no se activa y, por consecuencia, no se podría llevar a cabo todo lo que de ahí se deriva”.

    Explicó que en segundo lugar, no existe un manejo discrecional al respecto, ya que todos los recursos públicos, sean federales, estatales o municipales, deben ser manejados con un alto nivel de transparencia, además de estar sujetos a una muy estricta fiscalización y auditorias.  Insistió en que no se trata de estar buscando una mayor discrecionalidad en el uso del dinero, sino de una mayor eficiencia en la aplicación de los mismos.

    Aseveró que no se trata de decir si se está saludando con sombrero ajeno o no, ya que cada uno de los niveles de gobierno tiene sus responsabilidades y facultades, por lo que la idea es desarrollar un trabajo coordinado y complementario en beneficio de la población.  

    Mencionó que una defensa a ultranza de las delegaciones, sin que exista un análisis formal y bien hecho, da a entender a la ciudadanía que dicha postura se efectúa desde un punto de vista de control político de los recursos, o incluso todavía mas banal, desde el punto de vista de simplemente tener trabajo, en perjuicio de la ciudadanía.

    El funcionario complementó diciendo que “vale la pena hacer un análisis muy serio: si es necesario que lo haga el Congreso de la Unión pues adelante.  La idea es que por el bien de la ciudadanía y por una mejor aplicación de los recursos, en donde se utilice el dinero de una manera mucho mas eficiente, se haga un análisis para determinar si se están duplicando funciones, y ahí donde se detecte dicha situación, entonces tomar cartas en el asunto”.

    Argumentó que hay un principio denominado “de subsidiariedad”, que particularmente le llama la atención “porque lo defiende mucho el panismo, en el sentido de que no haya una doble tarea y de que, en aquellas cuestiones en donde se pueda reducir el gasto y hacer un uso mucho más eficiente de los recursos, pues que se haga”.

    Finalmente, Ignacio Peralta concluyó enfatizando que si hay la necesidad de hacer un estudio por parte del Congreso de la Unión, o de la instancia que sea, debe entonces realizarse por el bien del país, de los ciudadanos y de todos aquellos que a través del pago de sus impuestos benefician la generación de recursos públicos, para su correcta aplicación.

     

    Compartir