PEÑA NIETO RESALTA EN JAPÓN QUE MÉXICO CRECERÁ MÁS CON REFORMAS ESTRUCTURALES

    0

    «México es un país en movimiento y en plena transformación que está tomando decisiones importantes, sobre todo en lo referente a cambios estructurales que, sin duda, habrán de acelerar su desarrollo y crecimiento económico en los próximos años», dijo Peña Nieto al comienzo de una rueda de prensa ofrecida hoy en Tokio.

    El presidente mexicano consideró que las enmiendas que persiguen su Gobierno y los partidos políticos firmantes del llamado Pacto por México, que buscan reformar el sector energético, financiero o de telecomunicaciones, abren «una ventana de oportunidad para un mayor crecimiento económico».

    El mandatario defendió que, además de expandir negocios y promover el desarrollo industrial y comercial, estas medidas pueden potenciar «la inversión de empresas japonesas que, además, tienen ya una historia de confianza en nuestro país».

    Durante su visita, Peña Nieto se reunió con empresarios nipones, para exponerles «las ventajas competitivas y oportunidades que México hoy ofrece para la inversión productiva que permita generar empleos».

    A primera hora de la jornada, y en reconocimiento a su especial dedicación «en favor de la relación de México y Japón», el presidente condecoró con la Orden del Águila Azteca a tres ciudadanos nipones, uno de ellos Takashi Yamanouchi, presidente de la empresa Mazda Motor.

    La compañía fabricante de vehículos con sede en la ciudad de Hiroshima es una de las que más ha aumentado su presencia e invertido en los últimos años en territorio mexicano, considerado «central» en la estrategia de la compañía, según reconoció el propio Yamanouchi la semana pasada.

    Al igual que hiciera ayer ante empresarios nipones, Peña Nieto, subrayó hoy ante los medios «el énfasis» que pondrá su Gobierno en activar distintas políticas «para elevar los niveles de productividad».

    En ese sentido, destacó el proyecto de reforma energética, recientemente propuesto, que persigue mantener a la petrolera nacional Pemex bajo control estatal, al tiempo que dispone mecanismos para permitir la participación del sector privado en proyectos «para elevar la productividad petrolera».

    Un buen ejemplo de ello es el contrato recién firmado por Pemex y el conglomerado empresarial nipón Mitsui, que este martes desveló en Tokio el director general de la petrolera mexicana, Emilio Lozoya.

    Se trata de un gasoducto entre la ciudad estadounidense de Tucson y El Sásabe, en el estado de Sonora.

    Proyectos como este, que permitirá importar unos 770 millones de pies cúbicos de gas de EU a México, harán posible, según Peña Nieto, producir recursos energéticos «más baratos, a mejores precios y que puedan elevar la competitividad del país».

    El presidente mexicano hizo también balance de su visita a Japón, y consideró que de ella se ha obtenido «un saldo positivo y favorable» para la mejora de las relaciones bilaterales.

    Durante su estancia de cuatro días en Tokio, además de con empresarios, Peña Nieto se reunió con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y con los emperadores de Japón, Akihito y Michiko.

    El mandatario dijo que ambos encuentros sirvieron para refrendar la amistad que une a los dos países y que aprovechó también para invitar a los emperadores a viajar a México el año próximo, cuando se cumplirán 50 años de la primera visita que ambos realizaron a México, aún como príncipes herederos.

    Peña Nieto y su delegación partieron hoy de regreso a México con lo que pusieron broche final a una gira por Asia que además también les llevó a China, donde el presidente mexicano intervino como ponente en el foro económico de Boao.

     

    Compartir