MITOS Y MITOTES

0

ORDEN CONFLICTIVO

Por: Florencio Llamas Acosta.*

Inicio mi colaboración con una cita que me parece muy ilustrativa para explicar el conflicto entre el gobierno y un sector de profesores, a propósito de la reforma educativa presentada por Enrique Peña Nieto y aprobada por la cámara de diputados y senadores. “El poder supone interacciones conflictivas por el carácter diverso, diferenciado y jerarquizado de las relaciones sociales. En democracia, el poder está regulado por normas que se basan en principios que reconocen la diversidad social y los derechos a la diferencia y a la discrepancia, por eso se trata de un orden conflictivo.” (La protesta social en América Latina. // Coordinado por Fernando Calderón.- 1ª ed.- Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores, 2012)

Estamos viviendo un orden conflictivo, con interacciones conflictivas por la reforma educativa que presentó Peña Nieto, en la que un grupo de profesores  se oponen a la reforma, porque a su juicio atenta contra sus derechos laborales y sus conquistas sindicales,  por su parte el gobierno en el ejercicio del poder plantean recuperar el control  y la rectoría de la educación, así como elevar la calidad de la educación y para ello proponen la evaluación docente y el reacomodo de profesores que no acrediten ser competentes en su labor de enseñanza.

Desde el anunció  de la ley, los profesores agrupados en la CNTE establecieron una estrategia de presión política y chantaje, al ejecutivo federal y al poder legislativo, para hacerlos retroceder en la aprobación de la ley, utilizando como escenarios de lucha, la capital del país y  los estados, además de generar expresiones públicas de rechazo y bloqueos en carreteras, edificios públicos y legislativos.

Pese a esta estrategia de presión, la reforma educativa fue presentada y aprobada con sus respectivas leyes secundarias, dejando claro que la postura ante el conflicto por parte de las autoridades, es no aceptar el chantaje, ni de negociación, amenazando por ejercer a plenitud su poder constitucional  y exhortando a los docentes a sujetarse a la nueva ley.

En Colima, el conflicto ha sido mínimo, apenas el domingo pasado escasamente un grupo de maestros realizó una marcha de protesta y el día miércoles 11 de septiembre cerca de 49 escuelas en todo el estado hicieron paro lo labores como expresión de rechazo a la Reforma Educativa, así lo declaró Carlos Olvera vocero del Frente Magisterial Independiente, además de anunciar que el próximo domingo realizaran otra marcha a las 10 de la mañana en la capital del estado.

Ante este conflicto, el dirigente de la sección 6 del SNTE, Jesús Villanueva Gutiérrez, declaró que la falta de conocimiento sobre la reforma educativa, ha provocado en el magisterio versiones apartadas a la realidad, de la misma forma el gobernador Mario Anguiano, ha señalado que es el desconocimiento lleva a los responsables de la enseñanza a oponerse a la reforma.

Sin lugar a dudas, en Colima como en el país todos los días vivimos en un orden conflictivo, donde los intereses  las relaciones de poder chocan y buscan sus causes de solución de conflictos. “En el proceso del conflicto se manifiestan la identidad, los intereses y las orientaciones de las distintas partes, dejando en evidencia las relaciones de poder que se cuestionan. (Hocker y Wilmot, 1985). Por lo tanto, aprendamos a vivir y encauzar el conflicto y la lucha de intereses regulado por normas que reconozcan la diversidad social y los derechos a la discrepancia.  ¿O usted cómo lo piensa?

 

 

 

*Maestro en Ciencia Política y Administración Pública. Catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Colima.

Correo electrónico: [email protected]

Tweett: @llamasacosta.