México lo Toma con Calma; Juega Ante EU

    0

    Sin embargo, y a diferencia de lo que sucedía en encuentros pasados, los Tricolores parecen mucho más tranquilos que de costumbre. Han trabajado juntos durante la última semana y desde el sábado se encuentran en territorio estadounidense, preparándose para el partido.

    Un rival como cualquiera
    Por lo pronto, la estrategia puertas para afuera es tratar el encuentro como si fuese cualquier otro. Así lo señala el portero Oswaldo Sánchez, en entrevista  para FIFA.com: «Es el partido más difícil porque es el primero que jugamos, pero todos serán igual de complicados», afirma.

    Para el jugador de Santos Laguna, la rivalidad está en el entorno, mientras que los jugadores se lo toman con calma. «Por el ambiente que se ha creado en torno a este partido es obvio que queremos empezar ganando. Pero ganar los otros encuentros será igual de importante».

    De hecho, el portero identifica a su rival principal el próximo miércoles. «Quizá lo más complicado sea el clima. No estamos habituados a jugar en estas temperaturas, pero eso tampoco nos pone nerviosos, estamos tranquilos e ilusionados para empezar con el pie derecho», afirma con contundencia.

    Sus compañeros parecen compartir su opinión, aunque tampoco se preocupan de más. Ricardo Osorio, defensor azteca, señaló enfático: «Es obvio que ellos tratarán de sacar ventaja de las condiciones del clima y terreno. A mí me da igual si juego en las peores o en las mejores canchas, al final del día tenemos que ganar como sea».

    Lesionados y reapariciones

    En general, el ambiente de la afición en México es de cierto escepticismo. Los dirigidos por Sven-Göran Eriksson no han tenido buenos resultados en sus últimos encuentros y su última victoria como visitantes frente a Estados Unidos se remonta a 1997. Además, el Tricolor no podrá contar con jugadores importantes como Andrés Guardado y Jonny Magallón, lesionados, mientras que Fernando Arce, Carlos Vela y Gerardo Torrado están suspendidos.

    Pero el ambiente dentro del Tricolor no parece haber sido afectado. Nery Castillo, que regresó al equipo apenas a finales del año pasado, después de una larga ausencia, así lo constata. «Es mejor que no seamos favoritos. De hecho, la única manera de superar el mal momento es metiendo goles y creo que el 11 de febrero es una fecha ideal para comenzar».

    El delantero del Shakhtar ucraniano no es el único jugador con cuentas pendientes. Tras períodos de ausencia, están de regreso Giovani Dos Santos, Leandro Augusto, Luis Pérez y Guillermo Franco. Además Aarón Galindo y Rafael Márquez superaron lesiones que ponían en riesgo su participación.

    Así, la selección mexicana se toma las cosas con mucha calma antes de comenzar su participación en el Hexagonal Final de Norte, Centroamérica y el Caribe. Pero mal harían los estadunidenses en confiarse. En el pasado, México fue favorito muchas veces contra el archirrival y terminó defraudado. Ahora los roles han dado la vuelta y los verdes parecen más cómodos que nunca. La respuesta final se sabrá este miércoles, en cuanto suene el silbatazo inicial.

     

    Compartir