Marcha fue organizada por familiares y amigos de «El Chapo»: Malova

0

LA JORNADA

Sinaloa.- El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, se dijo hoy «sorprendido» por las marchas organizadas el miércoles en dos ciudades de ese estado para pedir la liberación del capo del narcotráfico Joaquín El Chapo Guzmán.

Según el gobernador, las marchas fueron organizadas por familiares y amigos de El Chapo y muchos de los asistentes acudieron sin saber exactamente a qué iban o para sumarse al ambiente de fiesta de las manifestaciones.

Sin embargo, algunos de los asistentes declararon a medios locales haber ido por convencimiento. «Joaquín Guzmán Loera apoyó la creación de empresas que ayudan a personas de escasos recursos, lo que no hacen las autoridades», dijo una mujer, citada por La Jornada.

Las autoridades informaron que 20 personas fueron detenidas y que se investiga quién contrató los autobuses de transporte público usados para trasladar a los manifestantes.

Las marchas fueron convocadas a través de las redes sociales y por sistemas de mensajería de teléfonos celulares, así como con panfletos que llamaban a vestirse de blanco para exigir la liberación del «héroe de Sinaloa».

«Estamos sorprendidos los sinaloenses y la propia autoridad», aseveró López Valdez. Este tipo de manifestaciones «es una mala señal», indicó.

El gobernador dijo que hubo reparto de dinero, alimentos, agua y en algunos lugares de cerveza.

«Hay una subcultura ahí», dijo López Valdez en un noticiero de televisión en referencia al apoyo y ensalzamiento de algunos sectores de la población a líderes de grupos criminales, aunque afirmó que a algunas personas les pagaron «hasta 500 pesos» (unos 38 dólares) por asistir a las marchas.

Unas mil personas, según las autoridades, y 2 mil según medios locales, se manifestaron el miércoles en las ciudades de Culiacán, capital de Sinaloa, y de Guamúchil a favor de El Chapo, detenido el sábado.

Con carteles que decían «Liberen al Chapo», «No a la extradición del Chapo Guzmán» y al grito de «¡Joaquín, Joaquín!, hombres, mujeres y niños con camisetas blancas marcharon al ritmo de música de banda en una manifestación que nunca antes se había visto a favor de un capo en México.

En otras ocasiones se han registrado en México movilizaciones supuestamente organizadas por el crimen organizado para exigir la retirada del Ejército o denunciar supuestas violaciones a los derechos humanos por parte de soldados.

Sin embargo, no se habían organizado marchas abiertamente a favor de un capo.

Guzmán, de 56 años, es oriundo del poblado de La Tuna del municipio de Badiraguato en Sinaloa y escapó en 2001 de una cárcel de máxima seguridad, donde había estado recluido ocho años.

Guzmán era el narcotraficante más buscado del mundo desde que se fugó en 2001 de una cárcel de máxima seguridad, y fue arrestado por la Marina mexicana en la localidad turística de Mazatlán, Sinaloa.