LOZANO AFIRMA QUE SI HAY POBREZA EXTREMA ‘NO HAY DEMOCRACIA’

    0

    Al participar en la sesión sobre el Mejoramiento de la Protección Social, el funcionario mexicano aseveró que la mejor manera de combatir la pobreza es con el empleo.

    ‘México celebra que, en la práctica, estemos aplicando muchos países el Piso Social según lo definimos en el Pacto Mundial por el Empleo, en el seno de la Conferencia Internacional del Trabajo, en Ginebra, en el año 2009’, sostuvo.

    Lozano Alarcón dijo que existe una mayor conexión de la que se piensa entre dos conceptos fundamentales: desarrollo económico y empleo, por un lado; y desarrollo social y combate a la pobreza y la desigualdad, por el otro.

    Insistió en que la mejor manera de combatir la pobreza es con el empleo, pero advirtió que el acceso a éste no es igualitario para todos, de ahí que los gobiernos deben atender, antes que nada, el piso mínimo de protección social que permita mayor aproximación de su población a la igualdad de oportunidades.

    ‘La igualdad de oportunidades se tiene que dar de manera armónica a través del acceso a una alimentación básica; a servicios de salud; a la educación y a una vivienda digna. No hay democracia plena ni libertades plenas si hay pobreza extrema’, puntualizó el funcionario.

    Explicó que en México se siguen políticas públicas basadas en este concepto del piso social, como la cobertura universal de salud, donde al término del mandato del presidente Felipe Calderón toda persona tendrá acceso a servicios de salud (médico, medicinas y tratamientos), con independencia de su condición económica, social o laboral.

    Asimismo, señaló que con el programa Oportunidades y mediante transferencias económicas condicionadas a que las familias también accedan a servicios de educación y salud, se apoya ahora a 6.5 millones de familias (en 10 años se ha duplicado este tipo de ayuda).

    Refirió que con el Servicio Nacional de Empleo y mediante programas de Empleo Temporal; Paros Técnicos y programas de capacitación, vinculación o de autoempleo se apoyó a casi dos millones de personas durante la crisis de 2009, sin lo cual irremediablemente habrían pasado a las filas del desempleo.

     

     

    Compartir