Llevan jóvenes egresados Muestras Escénicas al mundo virtual

0

*Con el lema “Las mentes creativas nunca se detienen”, las y los jóvenes de la generación 2016-2020 realizaron sus propuestas artísticas utilizando todo lo que tenían a la mano.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-   Por primera vez, y debido a la pandemia por COVID-19, las Muestras Escénicas de las y los alumnos de la Licenciatura en Danza Escénica de la Universidad de Colima debieron realizarse de manera virtual con la presentación, a través de la plataforma Zoom, de 23 trabajos académicos y coreografías elaboradas por los 16 alumnos de la generación 2016-2020.

Con el lema “Las mentes creativas nunca se detienen”, estos jóvenes realizaron sus propuestas artísticas utilizando todo lo que tenían a la mano, desde las escaleras y salas de su casa, las calles, las playas y las luces de sus celulares y de lámparas caseras, hasta los recursos de video y las plataformas sociales, para mostrar lo aprendido durante los cuatro años de su carrera, en temas como la producción, escenografía, iluminación y proceso creativo.

Las Muestras Escénicas, que antes se realizaban en el Teatro Universitario, en su vigésima edición se realizaron en línea durante dos días. Al término de cada función se realizó un conversatorio en el que docentes y alumnos compartieron sus puntos de vista sobre este proceso, histórico y nuevo para todos ellos y ellas, que les permitió, según coincidieron, vislumbrar nuevas posibilidades en la danza.

En su intervención, el maestro Rafael Zamarripa, director fundador del Ballet Folklórico de la Universidad de Colima, habló del reto que implica “trabajar en esta época tan difícil, pero de la que vamos a salir adelante y entrar a una mejor”, y se dijo “sorprendido del talento tan grande de los jóvenes que presentaron su trabajo, que no fueron meros bailecitos sino propuestas valiosas”.

Agregó que le parece “maravilloso que se estén metiendo en estos terrenos con tanta energía, capacidad y entrega”.

Una de las maestras, Katya Alejandra Ursúa, les dijo que en estas dos jornadas “hicieron historia. Les deseo muchos años en la danza y no olviden que sus cuerpos son su tesis”. Otros maestros como Lucía Arciniega y Viviana del Carmen Nava felicitaron a las y los jóvenes por el trabajo y por las propuestas.

Davide Nicolini dijo que este esfuerzo era “una grata sorpresa, una pantalla viva, no estática, donde la creatividad se mostró como un proceso muy dinámico, una fuerza viva que se pudo adaptar a la circunstancia que estamos viviendo”. Damara Cruz, otra de sus maestras, les deseó “larga vida en la danza y que les regale todo ese amor que le han dado a ella”.

Entre otros muchos trabajos, se presentaron las coreografías: “No es sólo un puente”, “Incompleta”, “Una mirada a los oficios de mi Colima”, “Detrás de una sonrisa”, “¿Quiénes somos?”, “Calladas”, “De pitayas autlenses”, “Bienvenido a mi cabeza”, “Nacidos de la arcilla”, “Que viva el santo seco”, “Entre realidades”, “El ocaso de la cúspide” y “Humano otra vez”.

Juan Diego Gaytán Rodríguez director del Instituto Universitario de Bellas Artes (IUBA), dijo en entrevista que las muestras escénicas históricamente son un ejercicio académico que integra todo lo aprendido en el semestre, “es donde los alumnos tienen que demostrar con sus propuestas artísticas lo que aprendieron; es un taller laboratorio en el que todos tienen que participar. Sin embargo, la situación actual no nos permitía realizarlo como años anteriores en el Teatro Universitario, lo que nos obligó a buscar nuevas formas de realizar este ejercicio”.

Destacó que los alumnos, junto con los maestros, armaron este esquema con muy buenos resultados; “no participó todo el alumnado, como se hacía anteriormente, quedó sujeto únicamente a la última generación. Se buscó una forma de que los alumnos cumplieran con sus objetivos académicos y que además quedara al escrutinio público, es por eso que se optó por el esquema de ponerlo todo en plataformas virtuales”.

Juan Diego Gaytán destacó que, como un primer ejercicio, el resultado fue muy interesante, por lo que reconoció el esfuerzo que hicieron docentes y alumnos para llevar a cabo las muestras escénicas; “hay cosas maravillosas que se pudieron observar y otras que deben perfeccionarse, pero como primer ejercicio nos deja un saldo positivo. Ya tenemos un nuevo referente en el trabajo académico y posiblemente más adelante hasta se pudiera pensar en una opción mixta”.

Finalmente, felicitó a la generación 2016-2020, que hizo posible la realización de este ejercicio, “son generaciones que están maravillándonos por su capacidad de resolución, creo que van muy bien preparados por parte de nuestra institución y ellos sienten ese orgullo y esa identidad con su universidad”.