La negación

0

La Gaceta del Marqués

Por: José Luis Cobián León

Existe un primitivo mecanismo de defensa que desde nuestra existencia como raza humana convive con nosotros, sin él, cada mañana despertaríamos aterrorizados ante la posibilidad de morir por un sismo, de camino al trabajo, de compras, paseando, en un trámite, etc., ese mecanismo se llama NEGACIÓN.

En “México” tras una maraña circulatoria de pesadilla sobre testimonios recogidos de víctimas por la inseguridad y niños delincuentes, para sobrevivir, nuestras mentes constantemente hacen uso de este mecanismo de defensa que niega cualquier realidad. Por lo que nuestras cabezas bloquean esos miedos, y nos hacen centrar en las situaciones que podemos afrontar: como llevar a los niños a la escuela, llegar al trabajo a tiempo, hacer nuestras contribuciones, esto último, cada vez es más difícil de afrontar.

Se sabe que este mecanismo se activa instintivamente en las personas, los intelectuales por ejemplo, cuando se enteran de una noticia alarmante con posibilidades devastadoras, calentamiento global, la eliminación de la capa de ozono, por mencionar algunas, recurren a la “Negación” al buscar otra información que sea divertida para así alejar el miedo.

Nuestro México sigue navegando en medio de un mar extraño y agitado, que lo ha llevado al puerto de la negación: Por ello es importante la educación, el deporte, el arte, la cultura, gran razón existe en aquellas palabras de Santa Teresa de Jesús, “Lee y conducirás; no leas y serás conducido”.

“La madurez es el nombre que le damos a nuestros errores”;  y probablemente la negación nos hace permanecer en el error. Quizás para poder salir adelante sea necesario como sociedad aceptar con sensatez lo que debemos hacer, para que a medida que desaparezca la negación encontrar la magia que tenemos para darle otro sentido a lo que está sucediendo.

Anuncios
Compartir