LA EDUCACIÓN Y LA CULTURA, CRUCIALES PARA PRESERVAR VALORES: TERRÍQUEZ

    0

    POR: AMADOR CONTRERAS TORRES

    Frente a los acontecimientos que vulneran el quehacer cotidiano de la sociedad mexicana, es indudable que la educación y la cultura son elementos sustanciales para la preservación de algunos de los valores esenciales que sustentan nuestra idiosincrasia y manera de ser, afirmó el historiador Ernesto Terríquez Sámano, en ocasión de asumir como presidente del Seminario de Cultura Mexicana, corresponsalía Colima, en la sede del Archivo Histórico y Hemeróteca de la máxima casa de estudios del estado, ante los integrantes de ese centro de promoción de la cultura y público en general.

    Ernesto Terríquez – quien toma la estafeta de Carlos de la Madrid / marzo 2008- agosto 2011 – puntualizó que “nuestra organización hace especial énfasis en la cultura mexicana, no como un elemento de exclusión o reclusión, sino para reafirmar, en el conocimiento propio, las conexiones globales con las demás expresiones culturales que conforman la gran herencia de la cultura universal”.

    En esta tesitura, dijo que es evidente por tanto, que en la medida en que mejor nos conocemos a nosotros mismos, estaremos en mejores posibilidades de entender a quienes nos puedan parecer ajenos por idioma, raza o religión. La cultura es el mejor instrumento para entender y comprender los valores sustantivos del hombre.

    Expresó su agradecimiento a los miembros de la Corresponsalía en Colima del Seminario de Cultura “por otorgarme el privilegio de coordinar sus esfuerzos durante los próximos dos años. Esta distinción me obliga a cumplir la encomienda con la mayor atingencia posible, máxime que el presidente, el Lic. Carlos de la Madrid Virgen, nos deja un ejemplo de entrega y entusiasmo en las tareas que emprendió con diligencia y tino”.

    Previamente, el presidente saliente, Carlos de la Madrid Virgen tomó la protesta de rigor a los nuevos miembros del Seminario de Cultura mexicana. En su mensaje, Carlos de la Madrid recordó que hace 53 años se fundó la Corresponsalía Colima del Seminario de Cultura Mexicana y realizó un recuento de su quehacer al frente de esta instancia para difundir las letras, las artes y las ciencias. Agradeció, asimismo, en todo lo que vale el cobijo y apoyo invaluable de la Universidad de Colima, y de su rector, MC Miguel Ángel Aguayo López, quien también es miembro del Seminario de Cultura Mexicana. Asimismo, de la Madrid Virgen, lamentó la ausencia de dos miembros inolvidables: Vicente Oria Razo y Jorge Chávez Carrillo.

    Por su parte, Ernesto Terríquez Sámano dijo que es imprescindible, además, dejar constancia que la ausencia de nuestro estimado amigo y compañero Jorge Chávez Carrillo, a cuyo entusiasmo se debió no sólo la fundación, sino el aliento durante muchos años de esta Corresponsalía.

    Señaló que cuando “ingresamos presentamos un trabajo que avala nuestro quehacer en el campo de las ciencias, del arte o de las humanidades. Es un reconocimiento entre pares. Pero, además, será necesario que encontremos caminos para que el incalculable capital humano e intelectual que tienen sus miembros, contribuya de manera abierta y comprensiva a que se conozca mejor el campo en el que todos y cada uno de nosotros nos desenvolvemos”.

    UNA SERIE DE ENCUENTROS Y REFLEXIONES, PROPONE

    Propuso qué, que además de enriquecer el número de nuestros miembros, la realización de una serie de encuentros con nuestros actuales seminaristas de la Corresponsalía en Colima, en los que respondamos a algunas preguntas simples, pero que nos ayudarán a que se entienda mejor nuestro trabajo y esfuerzo. ¿Qué hago? ¿Cómo lo hago? ¿Por qué lo hago? Responder a esas interrogantes ayudará a una mejor comprensión y evaluación del verdadero valor de nuestras contribuciones en los distintos campos del conocimiento humano.

    Expresó su planteamiento que “al conocerse mejor los trabajos que llevamos a cabo, se tenga una valoración justa, abierta y al alcance de todos los que se interesan por hacer de la educación y de la cultura, alternativas eficientes para rescatar, preservar y difundir los auténticos valores que sustentan el pensamiento crítico de quienes creemos que, con nuestro trabajo, podemos contribuir a construir un mejor país para todos”.

    LA CULTURA, MOTOR DE LA EVOLUCIÓN: XÓCHITL TRUJILLO

    En su intervención, la doctora Xóchitl Trujillo dijo que en los últimos minutos de la evolución biológica, surge el ser humano, que a lo largo del tiempo ha trascendido con una evolución cultural que puede recuperarse de acuerdo a su perspectiva histórica y que puede evaluarse desde diferentes puntos de vista y diferentes abordajes en las disciplinas de la genética, la antropología física, la arqueología, la lingüística.

    En este sentido, dijo que “podríamos comparar en sus mecanismos y en sus factores evolutivos e involucrar a los sucesos como la mutación, la selección natural, la migración, la transmisión de genes y la deriva génica”.

    Puntualizó que nuestras maneras de concebir las diferencias culturales y hacerlas menos evidentes es justamente a través de la perspectiva cultural, de su difusión y promoción, del acercamiento y cabida a todas las manifestaciones culturales; es decir trascender en y con la cultura -vocablo en el cual se incluye a la ciencia-.

    Aseveró que la cultura es y debe ser el motor y principio fundamental de la evolución cultural de los colimenses con impacto nacional e internacional y es donde nuestra corresponsalía se dispone a intervenir.

    Finalmente, la doctora Xóchitl Trujillo expuso que “ si Darwin, estableció como principios de la evolución biológica la adaptación y la selección natural; la evolución cultural de acuerdo a Comte, Morgan y a Burner-Taylor plantearía el desarrollo humanístico de la evolución cultural -de acuerdo al nivel de desarrollo social-, es decir, del salvajismo, a la barbarie y a la civilización”.

     

     

     

     

    Compartir