Hermosa Tarde en La Petatera

    0

    Pablo Hermoso de Mendoza
    El Segundo toro de nombre viejo Luis de 495 kilogramos, el jinete español realizo una gran exhibición del arte de marealva donde dejo constancia del porque es el mejor rejoneador del mundo, se topo con un toro descastado que se apago luego de los rejones de castigo, mató tras un pinchazo entera caída.

    Al quinto de la tarde de nombre Kilos de 500 kilogramos, le coloco buenos rejones de castigo, con las banderillas tuvo momentos sublimes, exponiendo sus cabalgaduras tuvo dos instantes de gran altura, donde se llevo a Kilos más de media plaza enhilado a su caballo, esto provoco el clamor popular.

    Antes de tirarse a matar entraron en acción los forcados de Mazatlán que tuvieron una espectacular presentación logrando bien las suertes y agradando al respetable.
    En la última parte de la lidia del Navarro, colocó banderillas cortas de alto grado de dificultad, mató de entera trasera, lo que le valía una oreja, sin embargo la afición pidio la segunda y el juez la concedió.

    Dio la vuelta al ruedo con fuerza y ante la algarabía popular.

    Alfredo Ríos “El Conde”
    El primer toro de la tarde se llamo Mega de 490 kilogramos le correspondió en suerte al “el Conde” . Alfredo Ríos, realizo una Faena eléctrica, donde puso los pares de garapullos dejándolos en buena colocación, abuso de molinetes y mató de entera caída después de un mete y saca la gente lo premio con palmas.

    El segundo de su lote, Cuarto en la lidia ordinaria, se llamó Asky de 480 kilogramos, fue un ejemplar bien presentado y acudió con boyantia en todo momento.  Tuvo buenos momentos con el capote y tras una polémica con su subalterno coloco las banderillas de forma espectacular, lo que le valió la ovación generalizada.

    Ya con la muleta “El conde” con deseos de agradar inició con pases cambiados por la espalda, le siguieron molinetes rematados con pase de pecho y derechazos de valía que por momentos sacaron los oles de la afición.

    Continuo con algunos naturales que fueron buenos, para terminar con molinetes de rodillas, el público se entrego al torero tapatío que se decidió a tirarse a matar dejando una entera ligeramente caída.

    La afición solicito las orejas para el conde que el juez accedió y Alfredo Ríos dio la vuelta al ruedo con fuerza paseando los dos apéndices.

    Manuel Martínez jr.
    El tercer toro se llamo Sol de 475 kilogramos, fue un astado que resulto poco emotivo, Martínez fue breve con la muleta y lo pasaporto de entera y 4 descabellos, tras escuchar un aviso de la autoridad, hubo silencio para el.

    El burel que cerró plaza fue Omega, de 495 kilogramos el torero de dinastía saco la casta y le saco buen provecho dándole pases de derecha de gran clase y naturales de peso, la faena tuvo altibajos pero la mantuvo con buen animo entre la afición que lo coreo en todo en momento, mató de estocada desprendida pero eficaz, el juez no aceptó la petición de oreja de la afición y no otorgó premios a este torero, que se disgustó al considerar tenia ganado un apéndice.

    Al final los tres toreros salieron a hombros del coso resultado una buena jornada de tauromaquia, donde la concurrencia salió agradecida por tan buen espectáculo mostrado por los diestros.

    Miércoles, 24 de febrero de 2010|09:02:16|COLIMA, MÉXICO

    Compartir