Formal Prisión a dos por Tentativa y Homicidio Calificado

    0

    Cabe señalar que en estos hechos también participaron Alejandro y Gabriel González Maldonado, ambos se encuentran prófugos y conforme a las investigaciones y a lo manifestado por testigos, señalan que Alejandro, fue quien sacó una navaja para privar de la vida a Julio César.

    El día de los hechos los hermanos Arciniega Reyes se encontraban en una fiesta familiar a las afueras de la casa de sus progenitores, misma que se ubica por la Av. Inglaterra, en la colonia Punta Chica, en Manzanillo, estando también con ellos algunos amigos, con quienes estuvieron ingiriendo bebidas embriagantes, hasta altas horas de la noche.

    Alrededor de las dos de la mañana llegaron hasta dicho lugar los hermanos Gabriel, José Luis y Alejandro González Maldonado, en compañía de Andrés Baltazar Castillo, (a) “La Sombra”, a bordo de una camioneta tipo benz, color blanco, misma que era conducida por el primero de los señalados,

    Cabe señalar que los ocupantes de la unidad habían estado ingiriendo bebidas embriagantes en diversos antros desde al mediodía, por la madrugada quisieron seguir tomando por lo que fueron en busaca de una tienda de abarrotes, de ahí que hayan llegado hasta donde estaban los hermanos Arciniega Reyes.

    Acto seguido los ocupantes de la camioneta preguntaron que si la propietaria de la tienda les podría vender cerveza, contestándoles que no eran horas de estar molestando, por lo que les dijeron que se fueron a dar lata a otro lugar.

    Los hermanos González Maldonado y su amigo “La Sombra”, se retiraron en el momento pero segundos después regresaron molestos y se bajaron de al camioneta y de manera sorpresiva los comenzaron a golpear con pies y manos a los hermanos Arciniega Reyes, y de manera sorpresiva Gabriel hirió por la espalda a Francisco, con una navaja.

    Ante ello los lesionados como pudieron corrieron para ingresar a su casa, pero los hermanos González Maldonado y “La Sombra”, les dieron alcance y continuaron golpeándolos y sin darles tiempo a nada, Alejandro sacó de entre sus ropas una navaja con la cual le causó dos heridas en el cuello a Julio César, quedando en el suelo ensangrentado.

    De inmediato los probables responsables abordaron la camioneta y se dieron ala fuga, mientras tanto los hermanos Arciniega Reyes, fueron trasladados a un nosocomio donde les dieron los primeros auxilios, falleciendo minutos después Julio César, a consecuencia de las heridas que recibió en el cuello.

    Compartir