FERIA DE COLIMA EXITOSA

0

Por: Manuel Olvera Sánchez

La historia nos dicta que la comunicación humana es tan antigua como ella misma, no podemos hablar de una fecha en particular, sin embargo si podemos señalar que lo primero que usaron nuestros ancestros fue el lenguaje, a través de él fue que se facilitaba el poder comunicar sentimientos, necesidades.

Vale recordar que independientemente del lenguaje, el hombre primitivo se apoyaba en la comunicación gestual y como testimonio de su eficiencia la observamos  cuando se trata de comunicarles alguna orden a los animales y en caso particular a los perros, ya que con solo un gesto ellos interpretan lo que pretendemos darles a conocer.

La comunicación humana fue evolucionando ya que en muchas ocasiones lo que se pretendía comunicar generaba confusión, situación que derivó en generar otro método de comunicación como lo es la escritura. La escritura presentaba la ventaja de siempre transmitir el mismo mensaje sin dejar a dudas cual era el mensaje.

Con el correr del tiempo surgieron otros medios de comunicación como el correo, la comunicación impresa, las telecomunicaciones y las tecnologías de la comunicación; con relación a esta ultima si bien es cierto vino a evolucionar la forma de comunicarnos, también es cierto que en la mayoría de los casos al no saber usarlas son mas los resultados desfavorables que favorables.

Con relación a las tecnologías de la información, han venido a revolucionar nuestras vidas, sin embargo, estas nos han alejado de nuestros seres queridos y propiciado una desintegración familiar, que si bien es cierto viven en el mismo techo, no existe comunicación entre ellos, es en el seno familiar donde los padres debemos actuar con la finalidad de frenar este mal.

La comunicación en el seno familiar deriva en importantes beneficios como lo son: mejores resultados académicos, la salud emocional mejora considerablemente y en mejores patrones de conducta, sin embargo que la comunicación es vital en cualquier actividad que desarrollemos en la vida.

Otra de las actividades que desarrollamos los humanos y que contribuye de manera considerable en el seno familiar es la convivencia, es a través de ella como se viven momentos donde la familia interactúa, es a través de la convivencia como se fortalece la unión y las relaciones familiares.

Hablar de convivencia en el seno familiar puede ser para algunas familias algo sencillo y para otras algo más complejo, si lo visualizamos desde el punto de vista económico para unos será fácil y para otros difícil,  ya que no todos tenemos las mismas condiciones, sin embargo podemos encontrar sitios con las condiciones favorables para desarrollar una convivencia sana donde el factor económico pasa a segundo término.

Un lugar propicio para desarrollar una convivencia sana, libre de violencia viene siendo la feria de Colima,  catalogada por los historiadores como la festividad más antigua en el estado ha sido un lugar donde las familias colimense encuentran el lugar propicio para pasar momentos agradables, es en la feria donde concurren todos los sectores sociales a convivir con en un entorno de fraternidad.

La feria de Colima en las últimas cuatro ediciones ha contado con juegos mecánicos que son la alegría de los jóvenes, empresarios comprometidos con la sociedad y que cada año presentan juegos innovadores que son el gusto de los usuarios logrando la satisfacción plena sin dejar de lado la seguridad al grado de no presentarse accidente alguno.

La imagen presentada por la feria fue de una feria más limpia, con más orden, con depósitos para la colocación de la basura en gran cantidad para no dar condiciones de una feria sucia   y que la población transite bajo un ambiente agradable, sin menospreciar las labores del personal encargado de la limpieza de sus instalaciones.

Vivimos una feria de Colima con terrazas gastronómicas donde los visitantes pudieran disfrutar de alimentos regionales y bebidas para todos los gustos, así como ambientación musical dependiendo de los gustos, siempre contando con un ambiente de seguridad y  limpieza en la preparación de los alimentos.

No podían faltar las exposiciones ganaderas donde se da testimonio de la visión  vanguardista de los productores locales y regionales, exponiendo ejemplares que son el  resultado de su trabajo durante años.

Las exposiciones artesanales y educativas han jugado un papel importante ya que dan a conocer lo que nos identifica como colimenses y la visión educativa que tienen las instituciones encargadas de formar a las futuras generaciones que conducirán los destinos del país.

La presentación de eventos artísticos tanto de paga como gratuitos han sido del total agrado del pueblo, se presentaron artistas para todos los gustos y en el caso de los de paga se procuraron  precios accesibles al bolsillo de la sociedad con la finalidad de que pudieran tener acceso a ellos.

No podía dejar de resaltar el saldo blanco presentado en la pasada edición, no obstante que el gobierno estadounidense señalara a nuestro estado como de los que se deberían evitar visitar, afortunadamente no hubo pérdidas humanas que lamentar ante un escenario tan crítico para nuestro estado como lo es la seguridad pública.

Claro está que si bien es cierto vivimos una feria de Colima con todas las garantías para llevar a cabo una convivencia libre de violencia y con las condiciones propicias para la sana diversión de las familias colimenses, esto se debe en gran medida a la persona de Petronilo Vázquez Vuelvas. Petronilo ha generado las condiciones para que los empresarios confíen en el estado, ha sabido llegar a acuerdos con todos los sectores que buscan contribuir para desarrollar una edición exitosa, no es un improvisado, en su momento fungió como administrador de la feria de Villa de Álvarez, además cuenta con vocación de servir y así dan testimonio en cada centro de trabajo donde ha laborado.

La visión que tenías sobre mí, no la defraudare, eso me fortalece aún más, serás ese impulso para lograrlo.

[email protected]

Facebook: manuel olvera

Twiter:@manolsa

Compartir