Está Pendiente la Ley que Proteje a Mujeres Colimenses

    0

    En el taller sobre la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que la ex diputada federal junto con Marcela Lagarde, ambas impulsoras de la LGAMVLV en la pasada legislatura impartieron hace unos días, Angélica de la Peña habló de la situación de dicha legislación en los estados.

    Hasta este mes, han sido aprobadas las leyes de acceso de las mujeres a una vida de violencia en veintitrés estados del país y pendientes hay ocho: Colima, Coahuila, Guanajuato, Querétaro, Nayarit, Oaxaca y Tabasco dio a conocer la feminista.

    De manera general, Angélica de la Peña señaló como deficiencias de las leyes estatales ya aprobadas, el que ninguna de ellas establece el desamor como concepto, que junto con otros, puede conllevar a sufrir violencia psicológica.

    El hecho de que en algunas de las leyes siga prevaleciendo, de manera preponderante, la circunscripción de la violencia de género, solo en el ámbito familiar; que muchas no consideran que se está construyendo un Sistema Nacional para Atender, Prevenir , sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.

    También destacó que muchas de las leyes aprobadas no están estableciendo el mecanismo de “alerta de violencia de género” y la falta de bancos de datos y diagnósticos estatales sobre casos de violencia contra mujeres y niñas, lo cual, sesgará la información del Banco Nacional de Datos y del Diagnóstico Nacional que contempla la LGAMVLV.

    Mencionó que la Red de Investigadores entregó a cada estado, una ley tipo para las entidades, diferente a la LGAMVLV pero acorde con la misma y que solo el Estado de México la ha hecho suya.

    Consideró que por la conformación de sus congresos estatales la de Tabasco y Nayarit serán las últimas leyes de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia que serán aprobadas.

    Angélica de la Peña Calificó de “preocupante que, en estados como Querétaro y Guanajuato se estén impulsando leyes que incluyan en la violencia de género a los hombres.

    Luego de las aprobaciones de dichas todas las leyes, lo que queda por construir desde el punto de vista jurídico es:

    Precisar las características del funcionamiento de cada uno de los modelos de atención, prevención sanción, erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas; precisar con puntualidad en qué consiste la especialización de las y los funcionarios; la aplicación irrestricta de la transversalidad de la perspectiva de género;

    También lo relativo a las órdenes de protección emergentes y preventivas, configuradas en el ámbito municipal y a las órdenes de protección de naturaleza civil y o familiar, fundamentadas en el código civil local y en el código de procedimientos civiles de las entidades federativas.

    Así como retomar, en los reglamentos, las mejores prácticas del funcionamiento de los refugios para la atención de la violencia de género, y lo que respecta a la tutela plena y corresponsabilidad de la aplicación de diversas leyes que protegen los derechos humanos de las mujeres y las niñas.

    Indicó también que luego de la aprobación de las leyes de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia en cada entidad, siguen reformas a los códigos civiles penales, códigos de procedimientos civiles y penales.

    Además hay que reformar las leyes de coordinación y de administración pública, de bandos municipales, leyes de atención a la violencia familiar, de asistencia social, de desarrollo social, de derechos de la niñez y la adolescencia, de educación, salud, de procuración de justicia, entre otras

    La investigadora aseguró que la LGAMVLV armoniza integralmente los derechos de las mujeres establecidos en la Convención Interamericana para la Prevención, sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (Belém do Pará) y atiende las recomendaciones de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW).

    Luego de señalar que con la LGAMVLV se camina hacia la construcción de un nuevo paradigma, Angélica de la Peña, dijo que dicha legislación protege específicamente los derechos humanos de las mujeres de todas las edades y en todas las esferas de la vida pública y privada sin discriminación de ningún tipo.

    Compartir