ES TIEMPO DE SUPERAR VIEJOS PARADIGMAS Y ROMPER CON EL PASADO: ENRIQUE PEÑA NIETO

    0

    Es la hora de romper con el pasado, subrayó ante los integrantes del Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional, luego de puntualizar que “en el México que queremos no tendrán cabida ni la corrupción, ni el encubrimiento y mucho menos la impunidad”.

    Ante el presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, y la secretaria general del CEN priista, Cristina Díaz Salazar, Peña Nieto dijo que este es el tiempo de comprometernos de frente y para siempre con los principios esenciales de nuestra democracia, en un compromiso firme con las libertades de los mexicanos. “Quien no lo asuma así, quien no esté dispuesto a comprometerse con la democracia, la libertad y la transparencia, no tiene cabida en este proyecto”, resaltó.

    Por ello, pidió responsabilidad, honestidad, transparencia y resultados a los priistas que ejercen cargos públicos, pues para ganar y refrendar la confianza de la gente hay que poner el ejemplo. “El PRI tiene que asumir el papel que le corresponde no inspirado en la nostalgia de ayer, sino en los retos del presente para ganar el futuro”, expresó.

    No hay espacio para dudas. Mi convicción es firme: juntos y unidos vamos a cambiar a México, puntualizó, tras recordar que estamos a 37 días de la victoria en las elecciones del próximo 1º de julio.

    Tras celebrar que los universitarios hoy se expresen y manifiesten en libertad, Peña Nieto pidió a su Partido, el PRI, que además de respetar, escuche e incorpore el deseo de los jóvenes de profundizar nuestra democracia.

    El suyo es un movimiento respetable y genuino que fortalece nuestra democracia y abandera la libertad, que debe ser escuchado y respetado por los gobiernos, los partidos políticos y, por supuesto, por quienes somos candidatos; y como los propios jóvenes lo han exigido, bajo ningún argumento debe tratar de partidizarse su movimiento, precisó.

    Recordó que ayer, en la ciudad de Querétaro, firmó su Manifiesto por una Presidencia Democrática, en el que expresa que las libertades de manifestación y de expresión, el respeto a los derechos humanos, una relación democrática y transparente con los medios, la libertad religiosa, la no discriminación, la transparencia y la rendición de cuentas, entre otras, serán una práctica cotidiana.

    Convocó a los priistas a hacer suyo el Manifiesto y asumirlo como un código de conducta política.

    El abanderado presidencial mencionó que hoy el PRI es una opción competitiva y moderna, es un partido renovado que está listo para ganar la contienda democrática, pero sobre todo, está preparado para gobernar en democracia, con apego a la ley, con absoluta transparencia y rendición de cuentas.

    “Hoy el PRI es la opción para México, que tiene una propuesta democrática para transformar y cambiar al país: un proyecto con rumbo, certeza y liderazgo. Este es el PRI del Siglo XXI, el que escucha a todos, el que es capaz de construir y encontrar coincidencias en la diversidad”.

    Destacó que en sus recorridos de campaña se ha reunido con todos los sectores de la población, y en todos ellos hay la exigencia común del cambio. “Los mexicanos están indignados de la pobreza y desigualdad, del atraso y la marginación en la que viven millones de familias”, subrayó, y agregó que los mexicanos “se sienten lastimados y agraviados por el clima de inseguridad, violencia y muerte que sufren amplias zonas de nuestro territorio nacional”.

    Agregó que el PRI y su candidato a la Presidencia de la República no pueden defraudar a los millones de mexicanos a los que se deben. Ellos son el alma y la fuerza de nuestra campaña, y yo estoy decidido y comprometido a cumplir a los anhelos del pueblo de México, reiteró.

    Al resaltar que el proyecto que encabeza es plural e incluyente, y se fortalece con las voces de toda la sociedad, pidió a los priistas que cada ataque de los adversarios sea respondido con una propuesta.

    No cedamos a las provocaciones, contribuyamos a la paz y alegría que debe significar este proceso democrático, señaló, al recordar que restan 33 días de campaña y la sociedad exige que transcurran sin violencia. México quiere vivir en paz. México dice: “No a la violencia”, enfatizó.

    Peña Nieto expresó que nuestros enemigos no están en los demás partidos políticos; nuestros enemigos son el desempleo, la pobreza y la inseguridad que México ya no quiere vivir.

     

     

     

     

    Compartir