Cura de Colima Enfrenta Acusaciones de Pederastas

    0

    Por separado consideraron que, además de estar «desactualizada», en relación con la residencia de algunos curas, también presenta «imprecisiones y datos falsos», pues algunos de los aludidos ya han dejado el ministerio y otros han fallecido.

    No obstante, ambas instancias resaltaron que la lista tiene «valor», pues permitirá a los jerarcas «cotejar procesos canónicos y emprender –de ser el caso– acciones concretas para la suspensión de ministerios a los presuntos culpables», aceptó Manuel Corral, secretario ejecutivo de relaciones institucionales de la CEM.

    La arquidiócesis aseguró que el documento fue «bien recibido» en la demarcación eclesiástica. «La publicación de estas listas es un instrumento valioso para investigar y estar en alerta sobre presuntos sacerdotes responsables de delitos sexuales», aseguró, al tiempo que refrendó el compromiso del cardenal Norberto Rivera Carrera de aplicar «cero tolerancia» frente a la pederastia clerical y de someter al castigo penal y canónigo a sacerdotes culpables de tal delito.

    A partir de esta difusión, Rivera Carrera giró instrucciones el miércoles para que tanto sus vicarios episcopales como los superiores provinciales de las congregaciones aludidas en el documento de Snap realicen las diligencias necesarias para coadyuvar en el esclarecimiento de las acusaciones.

    Suspenden a sacerdote acusado de pederasta

    Pese a las referidas «imprecisiones», uno de los religiosos mencionados, Lucas Antonio Galván Valdéz, clérigo regular teatino, fue suspendido el miércoles de su ministerio sacerdotal por el también arzobispo primado de México, en tanto se «analiza y resuelve su situación legal y canónica».

    Cabe destacar que Galván ya no se encuentra en la parroquia del Sagrado Corazón y San Cayetano en la colonia Nueva Tenochtitlán. En una visita a ese templo, en que oficiaba el religioso estadunidense ahora suspendido, fieles entrevistados dijeron desconocer los señalamientos de pederastia en su contra, pero notaron que ayer el padre Lucas no ofició la misa matutina, luego de ocho años de hacerlo. Su suspensión causó sorpresa en algunos vecinos.

    Ayer, diversos religiosos consultados criticaron la difusión de esa lista, particularmente porque consideraron que se desatará una «cacería de brujas» en la que muchos inocentes pueden salir afectados.

    En las redes sociales de Internet circulaba una lista con comentarios en contra de la Iglesia y con algunos nombres añadidos, lo cual fuentes de la arquidiócesis consideraron «preocupante».

    Siguen la pista a curas acusados de pederastas

    De la lista de 16 sacerdotes identificados por SNAP en México acusados de pederastas, el periódico Milenio localizó que dos por su avanzada edad se encuentran en retiro; tres han sido cambiados de parroquias dentro de las mismas diócesis; a uno se aseguró no se le conoce, uno más está suspendido por investigación. Tres se mantienen en los templos donde los ubicó la red, uno está en otra diócesis y al resto no se les encontró.

    Felipe Valenzuela Cervantes, quien es cura de la Inmaculada Concepción, templo ubicado en Culiacán, Sinaloa, cuestionado sobre si alguna vez fue denunciado o por qué considera que su nombre aparece en la lista, respondió: «No tenga nada que ver, en lo absoluto». Y «no tengo ningún problema, las autoridades nunca me han molestado».

    Pero los «periodistas deben indagar todo al información que se les proporciona y estar conscientes de la realidad y de la vida de los sacerdotes». Por no investigar, arremetió, «por eso los persiguen y les dan muerte. Nomás ponen los acontecimientos sin saber, sólo porque les platican y les dicen».

    Además, «si desean saber algo vayan con las autoridades competentes. Si yo tuviera algo ya me habrían exigido que me fuera o ya estarían en la puerta pidiendo informes».

    José Luis Urbina Mendívil, de Navojoa, Sonora, contestó la llamada telefónica, pero al momento de ser cuestionado sobre si había tenido alguna denuncia en contra por abuso sexual, afirmó: «No tengo ningún comentario». Al insistir por qué su nombre aparece en la lista del SNAP, reiteró, «no quiero comentar, gracias» y colgó

    De Alejandro Cervantes Gallardo, de la diócesis de Aguascalientes, se informó que desde hace más de un año se encuentra en un asilo de esa ciudad. Theodore Baquedano Peck, a quien The Washington Post señaló que se encuentra en la Arquidiócesis de Mérida, se informó que por tener más de 70 años ya está en retiro, pero aún oficia misas.

    En Rioverde, San Luis Potosí, en el templo de Santa Catarina, donde se ubicó al padre Peter (Pedro) García (Almendarez), informaron que no se le conoce ni ha estado en esa parroquia.

    Vicente Condado, de la Arquidiócesis de Xalapa, fue cambiado de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, pero aún asiste a oficiar a ese lugar y este sábado presidirá una boda al mediodía.

    Heladio Avila, quien estaba en el templo Nuestra Señora del Refugio, en Zapopan, de la Arquidiócesis de Guadalajara, hace más de un año se fue de vacaciones y posteriormente se anunció su cambio, aunque regresa a oficiar misas.

    José Pinal Castellanos fue removido de la parroquia de Cristo Rey, en Cuernavaca, Morelos, al templo de María Inmaculada, en Lomas de Atzingo.

    De acuerdo con la lista Audon Serratos, se encuentra en la lista Villa de Alvarez, diocésis de Colima; Jeronimo Chávez Mendoza, en San Francisco de Asís, Atizapán, Arquidiócesis de Tlalnepantla.

    Y Francisco Javier García es un sacerdote religioso de la Congregación de la Misión (Vicentinos), que, según el Directorio Eclesiástico Nacional 2009-2010, actualmente trabaja en la Parroquia de San Pío X, en Reynosa Tamaulipas, perteneciente a la Diócesis de Matamoros.

    Compartir