En 2023 se espera que haya dos trabajadores activos por cada persona pensionada: Sura

0

*Manuel González, de la empresa Sura, impartió la charla “La ruta de la pensión, Ley 73 y Ley 97”, como parte de las actividades de la 44 semana académica, cultural y deportiva de la Facultad de Economía.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Villa de Álvarez, Col.- Del 21 al 24 de este mes, la Facultad de Economía de la Universidad de Colima, ubicada en el campus Villa de Álvarez, realizó diversas actividades académicas, culturales y deportivas para celebrar el 44 aniversario de su fundación.

En este marco se tuvo la participación de Manuel González Camacho, gerente comercial en Colima de grupo Sura, quien impartió la charla “La ruta de la pensión, Ley 73 y Ley 97”, con el propósito de concientizar a las y los alumnos como futuros trabajadores en el tema de la AFORE y las pensiones. Explicó aspectos relacionados con la Ley 73 que está por terminar y la vigente, que es la Ley 97.

Recordó que en 1992 se crearon las primeras cuentas individuales, que se controlaban a través del Registro Federal de Contribuyentes y en las que se empezó a aportar el 2 por ciento por parte de la parte patronal.

Destacó que el tema de las pensiones está sustentado por cuotas obrero-patronales, pero la mayor aportación viene de la parte patronal; en ese sentido, destacó la importancia de mantener un trabajo, ya que esto será fundamental para que ingrese dinero a la cuenta individual.

Dijo que a partir del primero de julio de 1997 comenzó el régimen de capitalización individual, en donde se crean las AFORES por medio de una cuenta individual que se va a identificar a través del número de seguro social y en la que se tienen algunas subcuentas que existe dentro de la cuenta individual para el retiro, cesantía en edad avanzada y vejez.

Es importante, agregó, “que exista claridad de la fecha en la que se tuvo el primer empleo formal, y si el primer trabajo fue a partir de 1988, la persona está contratada bajo los lineamientos establecidos en la nueva ley, por lo que es importante identificar la fecha en la que se otorgó la primera alta con un patrón”.

En la actualidad, comentó, existen cinco trabajadores en activo por cada pensionada o pensionado y se espera que en el 2035 la cifra sea de dos trabajadores en activo por cada persona pensionada, por lo que fue necesario reformar el sistema de pensiones, ya que no podía funcionar.

Comentó que, a partir de estas modificaciones, toda persona que ya cuente con un empleo formal debe estar afiliada al IMSS y elegir una AFORE para que puedan cumplir con todas las normativas de ley.

Destacó la importancia de asegurar que el número del seguro social, nombre y apellidos sean correctos. También comentó que las aportaciones voluntarias que realice cada trabajador a su cuenta le darán una garantía de su pensión, que pueden ser heredadas a las y los beneficiarios.

El régimen de 1973 contempla un mínimo de 500 semanas de cotización para obtener una pensión de vejez vitalicia, calculada a través del promedio del salario de los últimos cinco años de cotización, lo que equivale a 10 años de contribución al IMSS, para tener acceso a una pensión mensual durante el resto de la vida.

Mientras, con la Ley 97 es necesario tener sesenta años cumplidos y mil semanas cotizadas para poderse pensionar; “la base del cálculo es el dinero que se acumule en su AFORE, por lo que es importante que hagan el propósito de ahorrar para contar con un mejor monto de la pensión.”

Destacó por último la importancia de tener un ahorro voluntario, “para que una vez que concluyan la vida laboral tengan una pensión digna, ya sea que se cotice ante el IMSS o el ISSSTE”.