EDUCACIÓN SUPERIOR, VITAL PARA IMPULSO DE TRANSFORMACIONES Y PROGRESO: RECTOR

    0

    Junto con ella, dijo también, “las funciones formativas, de investigación y extensión de la universidad, tienen la misión de contribuir al desarrollo sostenible y el mejoramiento del conjunto de la sociedad. Hoy se reconoce que los países desarrollados y aquéllos cuyo crecimiento económico ha despuntado en los últimos años, son los que decidieron invertir en educación e investigación y tienen una cobertura del 60 por ciento o más en educación superior”.

    Aguayo López participó ayer como conferencista del Primer Congreso Nacional de Educación, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Social, que organizó el Movimiento Nacional Tecnológico Universitario (MONTU), en Guadalajara. MONTU tiene presencia en 26 estados y cuenta con más de veinte mil afiliados expertos en educación.

    Al rector le correspondió desarrollar el tema El estado actual de las instituciones de educación superior en México. Compartió mesa con Gilberto Guevara Niebla, Héctor Raúl Pérez Gómez y Adrián Acosta Silva.

    En la inauguración del congreso, Trinidad Padilla López, diputado responsable de la comisión de Educación del Congreso de la Unión y presidente del MONTU, dijo que “si no apostamos a la educación nos estamos condenando a ser un país plenamente maquilador”.

    En su intervención, Miguel Ángel Aguayo dijo que la educación de calidad, sobre todo en el nivel superior, “sigue siendo el motor de la movilidad social y una de las mejores armas para abatir la desigualdad, así como para formar ciudadanos que participen de forma activa en la sociedad, estén abiertos al mundo y promuevan la consolidación en un marco de justicia, de los derechos humanos, el desarrollo sostenible, la democracia y la paz”.

    Las instituciones públicas de educación superior, aclaró, “no hemos sido, ni seremos nunca, simples espectadores en este proceso de transformación, ni regatearemos nuestra contribución al desarrollo de la nación; es por ello que hemos empeñado nuestros esfuerzos por alcanzar una mayor cobertura con calidad e impulsar la investigación básica y aplicada. Los hechos nos dan la razón; la evolución de los indicadores educativos y científicos así lo constata. Aun con las restricciones financieras por las que atravesamos, nuestros avances son tangibles”.

    Buena parte de su conferencia fue destinada a la evolución y los logros obtenidos por la U de Colima en los últimos diez años, como el número de profesores de tiempo completo con doctorado e incorporados al Sistema Nacional de Investigadores, los programas académicos acreditados por su calidad y el aumento en la cobertura.

    Dijo también que para seguir manteniendo la buena marcha de la Universidad y el logro de sus funciones sustantivas, es necesario asegurar un presupuesto ordinario “que sea irreductible y multianual, basado en el desempeño institucional y con incrementos reales”. Además, agregó, es necesario seguir mejorando el desempeño de los maestros y fortalecer la participación de la sociedad con dos propósitos: exigir calidad en las funciones que le han sido encomendadas a la universidad y a la vez impulsar políticas de gobierno que reconozcan en la educación un elemento indispensable para el desarrollo.

    “Recordemos, finalizó, que un proyecto institucional en el ámbito educativo, exitoso, requiere de una importante inversión de tiempo y recursos humanos, financieros y materiales, así como de la garantía de que ellos estarán disponibles”.

    El objetivo general del congreso fue analizar la situación actual y las perspectivas de desarrollo de la educación media superior y superior en México, y “generar propuestas que nutran la construcción de políticas públicas que atiendan los problemas de la cobertura, el financiamiento y el desarrollo sustentable de la educación, la ciencia y la tecnología en el país”.

    Al evento también asistieron representantes de las universidades Autónoma Metropolitana, de Guadalajara, de Nayarit, Autónoma de Sinaloa, Nacional Autónoma de México, Veracruzana, Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Intercultural de Tabasco, la Autónoma del Estado de Hidalgo, la de Chontalpa, Tabasco, la del Valle de México y la de Colima, así como del Instituto Politécnico Nacional, a ANUIES, el Colegio de la Frontera Norte y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, entre otras instituciones de educación superior.

     

     

     

    Compartir