CUMPLIRÁ EL VOLCÁN DE COLIMA UN SIGLO DE LA ÚLTIMA ERUPCIÓN EXPLOSIVA

    0

    En entrevista exclusiva para COLIMANOTICIAS, el experto recordó que la última erupción violenta del llamado Volcán de Fuego fue en 1913 y que según las estimaciones podría ocurrir una similar en los próximos años.

    “El 1913 el tipo de explosión que ocurrió en Colima fue explosiva que se voló 100 metros del cono volcánico, a parte del contenido de la erupción, hay que agregar 100 metros del contenido de las paredes entonces eso provoca un mucho mayor volumen de sólidos arrojando el volcán”, dijo.

    Señaló que el volcán de Colima hace erupciones explosivas cada 100 años y “entonces el último fue en 1913, el anterior a ese fue 1818, cabría esperar que entre 1990 y 2040 haya una erupción de esas proporciones, ahora ya estamos en 2012 esperamos que si se apega al ciclo que ha tenido los últimos 500 años, entonces hará erupción de ese tamaño en los próximos 30 años”, apuntó.

    Aclaró que hay una vigilancia desde 1989 de manera permanente que empezó con cuatro estaciones telemétricas y ahora hay 7 estaciones de las cuales cuatro de ellas son de última generación, además existen otras redes como la de formación que mide la pared del volcán y otra de señales de infrasonido y una más visual “tenemos ojos vigilando las 24 horas del día”, sentenció.

    Aparte de lo anterior, una erupción volcánica, dijo el investigador, emite previamente algunas señales que los científicos pueden notar a diferencia de un temblor que sucede inesperadamente.

    Estas señales pueden ser la composición química de los manantiales cercanos al volcán, pequeños movimientos telúricos que pueden ser captados por sismógrafos, además de que el flujo piroclástico tardaría en salir por el cráter y también al bajar.

    “En algún caso de que no haya una expresión sísmica, puede haber en la química, y eso nos puede dar un indicio de un nuevo periodo de actividad”, enfatizó.

    Sostuvo que a pesar de todo esto debe haber campañas continuas de información acerca de la prevención, rutas de evacuación en caso de una erupción y estar preparados para la contingencia.

    Sin embargo, existen poblaciones como La Yerbabuena que están establecidas en los lugares que la lava llegó en la última erupción, pero que después se volvió una tierra muy fértil y que sus pobladores se niegan a abandonar.

    Tonatiuh Domínguez recalcó que este es uno de los temas que se tratarán en el evento “Ciudades en Volcanes” que se llevará a cabo en la Universidad de Colima con la participación de científicos de todo el mundo del 19 al 23 de noviembre.

    {Jathumbnail off}

     

     

     

    Compartir