Convoca Beatriz a una Gran Alianza

    0

    “Todos somos corresponsables para sacar adelante al país, y por ello es imperativo privilegiar las coincidencias sobre las diferencias. Algunos tienen mayores responsabilidades, para eso los eligieron, pero todos somos corresponsables” recalcó.

    Al participar en la LXXII Convención Bancaria, la Presidenta del CEN del PRI refrendó la necesidad de promover acciones para impulsar proyectos productivos, así como propiciar las inversiones de mediano y largo plazos que permitan robustecer nuestra economía de fondo, y no sólo de coyuntura, por lo que demandó un mayor dinamismo de la banca comercial en el diseño de proyectos para respaldar las grandes obras que reclama el país y para contribuir a la protección y consolidación de las micro, pequeñas y medianas empresas.

    Dijo que es fundamental, fortalecer la gobernabilidad y el federalismo, porque en este país resulta indispensable una reforma fiscal de fondo y una estrategia de desarrollo regional integral, en la que los Estados tengan mayores potestades tributarias, y dejó en claro que el “fortalecimiento del federalismo no significa fortalecimiento del caudillismo, sino que implica el fortalecimiento de los tres poderes de las entidades federativas, la modernización de los congresos locales y el fortalecimiento de la vida municipal, más aun cuando los municipios son el ámbito en donde se realiza cotidianamente la economía nacional”.

    Beatriz Paredes manifestó que es indispensable profundizar en la transparencia y acatar el reclamo social para erradicar cualquier tipo de corrupción, y manifestó que en cualquier esfuerzo de Reforma del Estado, tendremos que fortalecer a las entidades responsables del combate al crimen organizado y a la inseguridad pública.

    Dijo que necesitamos profundizar en una Reforma del Estado que haga posible que la normalidad democrática no esté atrapada por la partidocracia, pues nos parece crucial el fortalecimiento del Poder Legislativo, y expuso que se coincide con otras fuerzas políticas en la posibilidad de la ratificación de integrantes del gabinete por parte del Congreso, e incluso valorar la pertinencia de crear la figura de una Jefatura de Gobierno.

    La dirigente nacional priísta aseveró que es preponderante que el rol del Poder Legislativo se fortalezca en su papel fiscalizador y se profesionalice, a través de comisiones y aparatos especializados de la propia entidad. Indicó que el priísmo estima posible la reducción de la Cámara de Diputados en 100 legisladores de representación proporcional, lo que significaría una mayor racionalidad de la presencia de las fuerzas políticas y, por otro lado, un ahorro importante al erario.

    Asimismo, puntualizó que es necesario que se consolide la autonomía del Poder Judicial, y dijo que el Revolucionario Institucional defiende la vigencia de las instituciones y del Estado de Derecho.

    En su intervención, ante los banqueros, la dirigente nacional priísta rechazó la polarización como método y sistema del quehacer político, y manifestó que la competencia electoral es un momento de la vida de un país, por lo que su tono e intensidad debe darse en el marco de la civilidad, de tal manera que permita fortalecer la normalidad democrática y los acuerdos para evitar que se acentúen las dificultades que se padecen actualmente. “La competencia electoral, dijo, no debe dejar heridas insalvables para la reconciliación nacional”

    Señaló que se tiene que hacer toda una revisión de la política social, toda vez que no podemos continuar con una política social asistencialista, que no tiene que ver con ofertas electorales de este momento, pero en cuya aplicación destina volúmenes cuantiosos de recursos en estrategias clientelares.

    Beatriz Paredes resaltó que es fundamental respaldar los programas focalizados para atender a quienes menos tienen, por lo que es esencial también revisar la estrategia de la política social, para que se capitalice y se genere capacidad productiva. Se requieren acciones que alienten el desarrollo social, se trata en el fondo de fortalecer a los estados, no de darles dádivas, se trata de robustecer las capacidades de quienes menores posibilidades tienen de acceder y generarles verdaderos espacios económicos, tiene que haber una estrategia de política social de la mano, con una estrategia de política económica que robustezca la capacidad productiva de todos los segmentos de la población.

    Afirmó que desde el Congreso el PRI ha promovido legislaciones para fortalecer el sistema financiero en su conjunto y así demostrar que hay capacidad de concurrencia. El PRI sí sabe gobernar y ante la situación de crisis ha sabido responder con rapidez, y recordó que recientemente, en el foro “¿Qué hacer ante la crisis?”, organizado por el Senado de la República, los priístas aportaron sus experiencias, conocimientos y propuestas para enfrentar las actuales circunstancias.

    Apuntó que es el momento de desaparecer la Secretaría de la Función Pública, dependencia que significa una carga burocrática y cuya fiscalización no es necesaria. Al respecto, indicó que las entidades públicas seguirían con sus contralorías internas y el Órgano Superior de Fiscalización fortalecería sus funciones.

    El PRI, puntualizó, está a favor de la simplificación de trámites, de fortalecer las funciones de entidades públicas estratégicas, como Nacional Financiera, la cual juega actualmente un papel desnaturalizado. Necesitamos actuar de inmediato para impulsar las actividades productivas a través del uso de los recursos económicos derivados de los excedentes petroleros que del 2000 al 2008 sumaron 750 mil millones de pesos. Tenemos que trabajar desde este momento en lo referente a la construcción de las refinerías que necesita el país. Se trata de trabajar de manera conjunta para tener proyectos, programas, políticas que permitan vencer las dificultades financieras y económicas.

    Compartir