Cómo evitar el malestar gastrointestinal

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- Los menús de Navidad y Año Nuevo son un deleite para los paladares, con su respectivo recalentado. Sin embargo, con el exceso en el consumo de alimentos condimentados, grasas, alcohol, dulces y el estrés por la presión de los preparativos, el tráfico y los compromisos sociales, las celebraciones se pueden ver opacadas por la presencia de molestos y dolorosos padecimientos gastrointestinales.

De acuerdo con el doctor José Roberto Garrido, gerente médico de Mayoly Spindler México, el síndrome del intestino irritable (SII), más conocido como colon irritable, es el trastorno gastrointestinal más frecuentemente diagnosticado y la segunda causa de ausentismo laboral tras el resfriado común. Entre el 10 y el 20% de la población experimenta sus síntomas, pero sólo un 15% de  los afectados consulta a un médico. 

El estrés diario juega un papel fundamental en la exacerbación de sus manifestaciones: dolor abdominal, hinchazón y alteraciones del hábito intestinal, que se manifiesta con estreñimiento o diarrea. De igual forma, en algunos casos, al existir un cambio en la dieta en los días de celebración, el organismo puede reaccionar a través del estreñimiento, que puede ser agudo o crónico. 

Por otro lado, el reflujo gastroesofágico (ERGE) se ha identificado como un padecimiento común entre los mexicanos, en el que los contenidos estomacales se devuelven hacia el esófago. Puede irritar el tubo de deglución, causar acidez gástrica y otros síntomas. Los ácidos gástricos fuertes también pueden dañar el revestimiento del esófago.

A pesar de estas y otras potenciales complicaciones, es posible disfrutar de las fiestas navideñas con algunas recomendaciones. En principio, lo adecuado es moderarse en la ingesta de alimentos y alcohol, y consultar al gastroenterólogo para evaluar el estado general de salud. En ocasiones se sugiere el consumo de probióticos, pero aquellos que están avalados científicamente.

El doctor Garrido asegura que «un probiótico debe tener número de cepa y nombre científico e identificaciones terapéuticas». El especialista señala que específicamente estos probióticos son aquellos que han sido liofilizados, esto quiere decir que «están inactivos y  que ejercen su acción cuando llegan al intestino, lo que garantiza que pasarán la barrera gastrointestinal y empezarán a actuar de manera adecuada».

El especialista asegura que es importante evitar el consumo frecuente de laxantes y la automedicación, pero principalmente atacar y conocer la causa directa del síntoma, lo que sólo se puede hacer a través del médico.

Fuente: HARMONÍA

Anuncios