Cometa A-3: evento astronómico en México

0

CN COLIMANOTICIAS

El año 2024 promete uno de los eventos astronómicos más extraordinarios de la historia reciente: el paso del Cometa A3, también conocido como Tsuchinshan-ATLAS.

Este cometa, que aparece cada 26 mil años, está generando una gran expectativa debido a su potencial brillo y proximidad a la Tierra.

El cometa fue avistado por primera vez en Sudáfrica el 22 de febrero de 2023, inicialmente designado como A10SVYR. Con un núcleo estimado entre 6 y 15 kilómetros de diámetro, este cometa promete ser visible a simple vista en el Hemisferio Norte, algo poco común desde el legendario Hale-Bopp en 1997.

¿Cuándo se podrá observar el “cometa del siglo” en México?

Según los expertos del sitio Star Walk, el Cometa A3 será especialmente visible para el hemisferio norte, donde se espera que sea observable a simple vista a mediados de octubre de 2024. Este período coincide con su máxima aproximación al Sol, que ocurrirá el 27 de septiembre del mismo año.

Uno de los aspectos más emocionantes del Cometa A3 es su posible brillo intenso durante su acercamiento a nuestro planeta. Apate de que el cometa no pasa tan seguido, muchos medios de comunucacion tambien sugirieron dejarle el título de “cometa del siglo” debido a las expectativas de su luminosidad. Se estima que su magnitud podría alcanzar valores entre 0 y 1, con posibilidad de iluminar el cielo nocturno hasta una magnitud de -4.0 debido al efecto de dispersión frontal.

¿Cómo ver el cometa A-3?

Para localizar el C/2023 A3 en el cielo, se recomienda utilizar la aplicación Sky Tonight. Basta con buscar “A10SVYR” para obtener su ubicación actual y seguir la flecha blanca en la pantalla. Actualmente, el cometa es visible con telescopios pequeños y cámaras DSLR, aunque su brillo se intensificará a medida que se acerque al Sol en septiembre.

El paso del Cometa C/2023 A3 ofrece una oportunidad única para reflexionar sobre la vastedad del universo y nuestra relación con los cuerpos celestes. Este fenómeno no solo fascina a astrónomos y entusiastas, sino que también nos conecta con la historia cósmica de nuestro sistema solar, recordándonos la fugacidad y la majestuosidad de los eventos astronómicos.

Con información de El Universal