COLIMA AVANZA

0

AL DESNUDO

Por: Édgar Rodríguez

Para analizar objetivamente una evaluación gubernamental, en este caso la administración que encabeza el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez es haciendo un poco de historia, recordando el inicio de su gestión en medio de una complicada situación financiera en febrero de 2016.

La economía y las finanzas, así como la seguridad fueron y son los principales retos para vencer. Con un adeudo superior a los 4,000 millones de pesos, con calificaciones crediticias bajas como consecuencia de dos impagos a bancos y con adeudos a diversas instituciones y proveedores, el escenario no era muy halagüeño desde el inicio de su mandato.

Para salir del hoyo y se empezara a sentir los efectos de mejoría, el gobierno peraltista tuvo que concentrarse en la aplicación de medidas de austeridad centrando los recursos en obras y servicios prioritarios para los colimenses.

De esta forma, en menos de dos años, las finanzas de Colima registraron cinco mejoras por parte de dos calificadoras internacionales. HR Ratings subió la calificación crediticia en julio del 2016 al pasar de “C” a “BB+”, y luego revisó al alza, nuevamente, en mayo de 2017 a “BBB-”. Fitch Ratings, por su parte, aumentó la calificación crediticia de “CCC” a “BB +” en octubre del 2016 y en septiembre de 2017 la incrementó a “BBB”. Además, esta agencia mejoró las calificaciones de seis financiamientos que integran la deuda directa a largo plazo de “A-” a “A”.

Al llegar a su cuarto año de gobierno la estrategia no ha cambiado, incluso el gobernador durante su informe de gobierno del 1 de octubre pasado reiteró que en cuestión financiera se están administrando los recursos para disminuir las deudas heredadas, aunque lamentó nuevamente la disminución de las participaciones federales y destacó que a pesar de eso no se incrementaron los impuestos estatales.

La tarea no ha sido fácil ni se prevé que las cosas cambien para que al finalizar el sexenio los recursos abunden. El mismo gobernador ha dicho que para subsanar problemas económicos, ha tenido que acudir acciones inmediatas como las subastas de bienes estatales para obtener ingresos extras y equilibrar las finanzas estatales.

Incluso, como una medida emergente, Peralta Sánchez, recientemente habló de la posibilidad de solicitar un préstamo para hacer frente a los compromisos de fin de año, aunque hizo énfasis en que no se puede dejar una deuda de corto plazo en los últimos meses del cierre de administración. “Pero en este momento es un mecanismo habilitado por la Ley, que podamos contratar deuda de corto plazo”.

Por todo lo descrito, es de reconocer el primer lugar que hoy ocupa Colima con relación al resto de los estados de la República Mexicana, en mejoría económica de acuerdo con una evaluación del mes de octubre de Consulta Mitofsky, esto en términos de percepción de los colimenses.

Para la obtención de los datos se evalúa mes a mes a todos los gobernadores en los rubros de aprobación, seguridad, economía, situación personal y corrupción. En esta ocasión fue el mes pasado el que arrojó estos resultados basados en el estudio en que participaron 25 mil 290 mexicanos mayores de 18 años, con dispositivos móviles inteligentes con acceso a internet.

Además del tema económico, en él se indica también se indica que el estado mejor evaluado en materia de seguridad es Nayarit, ya que el 39.7% respondió que la situación ha mejorado en la entidad. El segundo es Zacatecas con el 29.7%, seguido de Colima con el 29.7%, Baja California Sur con el 24.9% y Morelos con el 24.7%.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, en ese mismo mes, Colima destaca negativamente al ocupar el lugar el lugar 25 de 32 en percepción en materia de corrupción, lo que indica que se debe trabajar mucho más para revertirla.

Por otra parte, este martes se dio a conocer que los ingresos operativos de Colima presentan un comportamiento sólido y por encima del crecimiento de la economía nacional, considera la agencia Fitch Ratings, al ratificar la calificación BBB+ y mantener en una perspectiva estable la calificación crediticia del estado de Colima.

Según la agencia, otro elemento que destacó la calificadora para ratificar ese resultado fue la implementación de reformas, como la ley de Pensiones de Servidores Públicos, pues consideró que permitirá un avance importante en la reducción de las posibles contingencias de la entidad.

De acuerdo con los resultados, Colima presenta tres Factores Claves de Riesgo (FCR), los cuales sólo pueden ser calificados en un rango Medio o Más Débil, por lo cual el estado mantiene tres FCR clasificados en Medio y tres en Más Débil.

Fitch Ratings detalla que el gasto ha mantenido un comportamiento acorde al crecimiento de los ingresos, permitiendo mantener balances operativos positivos y resaltó que los ingresos operativos de Colima presentan un comportamiento sólido y por encima del crecimiento, al presentar una tasa media anual de crecimiento real de 3.4% en contraste con la del PIB de 2.3%.

Se dice que…

* Sin echar las campanas al vuelo porque “se lleva más del 50 por ciento de avance en las metas del Plan Estatal de Desarrollo (2016-2021)”, el pasado domingo durante una reunión con su gabinete, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, pidió a sus funcionarios acelerar el cumplimiento de los compromisos y líneas de acción, pues dijo que esto es una prioridad de su gobierno.

* El escenario económico para la entidad y el país no se vislumbra nada bueno. Sin embargo, el ejecutivo estatal Ignacio Peralta Sánchez no se amilana y se dijo optimista para que en lo que resta de su sexenio se cumpla a cabalidad con lo prometido, por lo que en esa misma reunión reiteró a los secretarios y directores que conforman la función pública, emprender nuevas estrategias para la gestión de fondos para el cumplimiento de los compromisos.

Compartir