CHIVAS RESURGE EN CASA

    0

    El Rebaño Sagrado llega al Estadio Omnilife en medio de la tempestad. Michel Vázquez y Julio Nava han sido cortados del equipo. El ambiente ha sido tenso a lo largo de la semana. Apenas el lunes, un intento de “motín” amenazó el entrenamiento rojiblanco. El técnico John van’t Schip pende de un hilo. El proyecto holandés pierde credibilidad. Si algún día urge un buen resultado, sin duda es hoy.
    Guadalajara busca en el campo la tranquilidad que no ha tenido fuera de él. Nada mejor para olvidar una crisis, que jugar al futbol. Aunque sea por chispazos. Esa es la exigencia de la afición y de la rica historia del equipo.

    Tigres no modifica lo que normalmente es: un cuadro que hace del equilibrio su estandarte y de la solidez defensiva su principal arma. Encuentra, sin querer, una clara. Elías Hernández desborda por el costado derecho. El centro lleva fuerza. Héctor Reynoso se barre, corta el esférico, pero lo envía con dirección a su arco. Luis Michel salva con el pecho, al minuto ocho.

    Como otras veces, Guadalajara recurre al tiro lejano como un recurso. Igual que en esas anteriores ocasiones, no sirve de mucho. Los fundamentos del futbol que propone el proyecto holandés. Amplitud, profundidad y velocidad son conceptos básicos para el juego de Johan Cruyff y compañía.

    Chivas, de repente, lo recuerda. Amplitud: Xavier Báez recibe el esférico pegado a la banda izquierda; cambia de juego hasta la derecha. Profundidad: Jesús Sánchez controla y levanta la cabeza; su centro es al área, al otro costado. Velocidad: Rafael Márquez Lugo llega detrás de la defensa, conecta de cabeza, cruzado. Gol del Guadalajara, al minuto 22.

    Apenas seis minutos más tarde, el mal de toda la temporada aparece de nuevo. Xavier Báez se duele sobre el terreno de juego. Se toca el muslo. No puede más. Se va de cambio. Otra lesión muscular en un equipo cansado de perder jugadores por razones similares.

    En su lugar ingresa Luis Morales. Como en otros encuentros: revulsivo. El novato rojiblanco ha sido la revelación de la temporada. Es un joven con atrevimiento. Que imprime velocidad y frescura al ataque de Chivas.

    Es precisamente el novato quien genera lo mejor del Rebaño Sagrado al arranque de la parte complementaria. Primero, al ’52, saca un disparo que se va por encima. Enseguida, al’56, se tira una chilena dentro del área que no conecta con fuerza y llega a las manos de Enrique Palos.

    A la tercera, ya no perdona. Carlos Salcido, en su zona defensiva, ve el esférico venir y prepara el despeje. Jesús Sánchez lo persigue. El zapatazo es cortado por “El Chapo” que gana el balón. En el salto frente al arquero, toca para Luis Morales, que mide la redonda para empalmarla con fuerza y mandarla al fondo. Gol que da tranquilidad. El segundo de su incipiente carrera, al ’62.La reacción es obligada. Tigres se va al frente. Elías Hernández, desde lejos, prende el esférico con potencia. Luis Michel vuela, da un manotazo y el remate va al travesaño, al’72. Seis minutos más tarde, el cuadro visitante se acerca.

    Damián Álvarez, por la izquierda, levanta la mirada. El centro es pasado. El novato Víctor Perales se ve superado en la marca. Alan Pulido empuja de cabeza el 2-1.Los minutos finales son de apremio para el Rebaño Sagrado. Poco más de 15 mil aficionados silban pidiendo el silbatazo que decrete la primera victoria en casa. Elías Hernández tiene ganas de arruinar la fiesta. En tiempo de compensación, dispara raso. Luis Michel se estira. Roza apenas. Suficiente para que la pelota se vaya por la línea de fondo.

    Para Tigres es todo. El árbitro Marco Antonio Rodríguez pita el final, instantes después y los rojiblancos se abrazan. John van’t Schip respira aliviado. Guadalajara consigue así su primer triunfo en casa. Llega a 13 puntos y, por difícil que parezca, sigue con vida en el Torneo de Apertura 2012. La victoria es un tanque de oxígeno, después de la tempestad de los últimos días.

    {Jathumbnail off}

    Compartir