Alicia Barcena representa a México en la ‘Cumbre para la Paz en Ucrania

0

CN COLIMANOTICIAS

La canciller Alicia Bárcena visitó este sábado Nidwalden, Suiza, para participar en la Cumbre para la Paz promovida por Kiev, con más de 92 delegaciones de alto nivel.

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) conversó con Viola Amherd, presidenta de la Confederación Suiza, sobre la importancia de incluir a Rusia en las negociaciones de paz al amparo de la Carta de la ONU.

La SRE garantizó que México sostiene un diálogo respetuoso con todas las partes para la construcción de la paz y la seguridad en el mundo.

Zelenski celebra el “éxito” de la convocatoria

Los líderes mundiales se reunieron el sábado en una estación alpina suiza para buscar un consenso más amplio sobre las propuestas de paz de Ucrania, en una cumbre rechazada por China y tachada de pérdida de tiempo por Rusia, que impulsó desde lejos sus propios planes rivales de alto el fuego.

Participaron más de 90 países, pero la ausencia de China, en particular, redujo las esperanzas de que la cumbre mostrara el aislamiento global de Rusia, mientras que los recientes reveses militares han puesto a Kiev en una situación difícil.

La guerra en Gaza entre Israel y Hamás también ha desviado la atención mundial de Ucrania.

Las conversaciones se centraron en preocupaciones más amplias desencadenadas por la guerra, como la seguridad alimentaria y nuclear. Pero Turquía y Arabia Saudí, anfitriones propuestos para otro encuentro de este tipo, afirmaron que para lograr avances significativos era necesaria la participación de Rusia.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, calificó de éxito la amplia asistencia y pronosticó que “se está haciendo historia”.

“Hoy es el día en que el mundo empieza a acercarse a una paz justa”, dijo a los líderes reunidos en torno a una gigantesca mesa rectangular.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, envió en su representación a su vicepresidenta, Kamala Harris, una decisión que había irritado a Kiev.

Harris anunció más de 1.500 millones de dólares en ayuda energética y humanitaria para Ucrania, donde las infraestructuras han sido asoladas por los ataques aéreos rusos desde la invasión total de 2022.

En vísperas de la cumbre, Putin dijo que Rusia pondría fin a la guerra si Kiev aceptaba abandonar sus ambiciones en la OTAN y entregar cuatro provincias reclamadas por Moscú. Al parecer, estas condiciones reflejaban la creciente confianza de Moscú en la superioridad de sus fuerzas.

Pero fueron rápidamente rechazadas por Ucrania y sus aliados.

Con información de Aristegui Noticias