7 MIL PESOS MENSUALES CUESTA REHABILITAR A UN ADICTO

    0

    Existen en la ciudad albergues más económicos, pero tienen carencias de espacio, alimentación y de servicios sociales y médicos, por lo que la cuota de siete mil pesos es la que mejor garantiza una atención digna.

    Por lo anterior, el director del albergue, Eleazar López Cueva, sugirió que el Gobierno del Estado debiera apoyar económicamente a estos albergues para que ofrezcan una mejor atención a los adictos, toda vez que en estos lugares se atiende a la mayoría de enfermos a falta de espacios públicos para atender el problema.

    A cambio del apoyo económico, el Gobierno podría exigir que los centros tengan los requerimientos básicos para operar, no como ahora que muchos operan “a la buena de Dios”, y en algunos ha habido quejas referentes a maltratos físicos y psicológicos.

    Subrayó que en Colima hay albergues de todos tipos, pero algunos dejan mucho que desear por las condiciones en las que funcionan, sin embargo es loable la acción que realizan porque atienden a pacientes que en otro lugar no serían aceptados.

    Reconoció que su albergue difícilmente es para personas muy pobres, ya que por la calidad de la atención buscan que haya correspondencia económica de parte de los familiares.

    En este sentido, dijo, han aceptado personas con el compromiso de que pagarán mil pesos al mes, pero se les nota que se esfuerzan por su familiar.

    En un recorrido por las instalaciones se constató que el albergue está ordenado, no hay hacinamiento, está limpio y los pacientes en calma, incluso los que están apartados en el lugar que ellos llaman “Cuarto de Meditación”.

    MODELO MINESSOTA

    Eleazar López Cueva refirió que el albergue inició hace 16 años con el modelo de Alcohólicos Anónimos y de ahí se fue profesionalizando. Actualmente siguen la filosofía de AA y también aplican el denominado Modelo Minessota, que es el que se usa en clínicas como Océanica y ofrece una atención integral.

    Explicó que lo que antes era el “padrino” pasa a ser “consejero en adicciones”; además que se cuenta con apoyo de psicología, enfermería, medicina y muy importante el área espiritual, que no es lo mismo que religiosidad.

    Comentó que el albergue atiende en promedio 800 pacientes al año.

    A diferencia de lo que sucedía en los primeros años que solamente atendían pacientes adultos, a la fecha ya atienden pacientes también de 12 años de edad.

    “Históricamente se atendía mucho a adultos que tenían alcoholismo, pero la población es cada vez más joven y ahora atendemos hasta adolescentes. Atendíamos personas de 18 a 65 años y la edad ha ido bajando, tenemos pacientes de 12 y 13 años y que ya tienen bastante tiempo consumiendo y han consumido varias cosas. Reportan que a los 8 años es su primer contacto con drogas y se les hizo fácil seguir experimentando”.

     

    Compartir