UN POEMA ES UN ORGANISMO AUTOSUFICIENTE, DICE HUGO GUTIÉRREZ VEGA

    0

    Durante la ceremonia de ingreso como miembro de número por sus méritos literarios y conocimientos lingüísticos, Gutiérrez Vega dedicó la lectura de su discurso a De la Peña, quien falleció el pasado lunes, y se despidió del sabio mexicano con unas frases en griego y traducidas al español dicen: “Buen viaje, querido amigo. Buen viaje, querido Ernesto”.

    En su discurso titulado “La poesía y la novedad de la patria” recorrió pasajes de su vida, de sus compañeros poetas y narradores, de sus maestros, amigos, y poemas como la Sueva patria, de Ramón López Velarde.

    Pero también fue momento para recordar y agradecer a Alí Chumacero (1918- 2010), “mi gran maestro”, de quien ocupo una silla en la AML y que aún le pertenece, dijo.

    Al poeta nayarita lo recordó por su humor, su equilibrada antisolemnidad y su erudición, cualidades que son “fundamentales en la historia de la literatura mexicana moderna”.

    Chumacero fue un teórico del fenómeno poético, alguien que puso el ejemplo de claridad, brevedad y capacidad de conversación lírico en los libros que consideró suficientes para dejarnos un testimonio poético lleno de originalidad, de lucidez metafórica y sinceridad”, añadió.

    Tras su discurso escuchó al secretario de la AML, Gonzalo Celorio, quien dijo que Gutiérrez Vega es un poeta fecundo y peregrino. “Poeta del amor y la memoria, del viaje y de la vida sedentaria, de la amistad y la conversación”. Y sobre todo, añadió, un conocedor del griego moderno y de sus poetas.

    El presidente de la AML, Jaime Labastida Ochoa, le entregó la insignia y diploma que acredita a Gutiérrez Vega como integrante de la institución.

     

    Compartir