TONALTEPETL

0

Por: Gustavo L. Solórzano

Cuando un servidor público permite que en el cumplimiento de sus funciones interfiera su estado emocional para mal, está traicionando no solo la confianza que en él depositaron, sino sus propios principios.

Cuando éramos niños, en casa disfrutábamos las delicias de la cuaresma, siguiendo la tradición religiosa de mis abuelos, mis padres guardaban respetuosamente las enseñanzas relacionadas con el tema y era entonces, cuando  mi madre preparaba deliciosos y accesibles platillos sin carne.

Tortas de papa, sopa de tortilla, capirotada, ensaladas, sopas, etc. Eran platillos esperados con gusto y degustados con alegría y gratitud. Las salidas a fiestas y la música mundana, eran moderadamente restringidas en los días santos, días de recogimiento espiritual para bien de todos en nuestra familia. Hoy la gente parece que se olvidado no solo de Dios sino de sí misma.

Derivado del latín cuadragésima, la palabra cuaresma se usa para referirnos a un periodo litúrgico establecido por la iglesia católica, apostólica y romana, incluyendo la participación de alguna iglesias evangélicas, mismo que dispone la preparación de la Pascua de Resurrección. Inicia el miércoles de ceniza y concluye el jueves santo; en tiempos de Jauja, los cristianos guardaban los días absteniéndose de comer carne de animal muerto. Con la hambruna mundial, y las carencias económicas, Juan Pablo segundo levantó la vigilia, reafirmando que lo que habíamos de evitar era comer carne humana. Es decir, evitar chismes, habladurías, juicios negativos en contra de nuestros prójimos.

Partiendo del  calendario lunar es que se define el periodo en que habrá de llevarse a cabo la cuaresma. “El domingo posterior a la primera luna llena después del inicio de la primavera en el hemisferio norte es el domingo de pascua (también llamado de Gloria o de Resurrección), que puede caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril”. Lo anterior solo por poner un ejemplo para occidente, sin duda, al igual que en navidad, el personaje central es Jesús y la pascua judía inicia en una fecha exacta.

Durante estos días el color morado es preponderante en el proceso litúrgico y representa el luto y la penitencia.  La cuaresma es pues, el llamado para morir a nuestras debilidades humano materiales y renacer a nuestras virtudes. Vivir con amor nuestro presente y darnos la mano unos a otros, unirnos por un bien común, la paz. ¡Cristo vive!

ABUELITAS:

Leído en la defensa de un camión destartalado: Dios si perdona, el tiempo no.

Invariablemente el 24 de febrero trae a mi memoria el rostro de un hombre cuyos ojos llenos de lágrimas contenidas me dieron la impactante y lamentable noticia, “se cayó el avión del gobernador”. Tiempo veloz y vertiginoso se ha llevado ya quince años de nuestra existencia, mismos de su partida y el aprecio y reconocimiento a su persona está vigente. Descanse en paz Gustavo Alberto Vázquez Montes. Es cuanto.

Anuncios
Compartir