TIEMPOS DE INFORMES

0

PUNTO SOCIOLOGICO

Por: J. Daniel Miranda Medrano

Estamos viviendo días de informes y para empezar le comento que en su sexto mega spot de gobierno, el casi ex presidente Peña Nieto derrochó enormes recurso públicos en su promoción personal como si no hubiera necesidades más urgentes, en éste último súper promocional, el mexiquense gastó un caudal insultante de dinero en difundir supuestos logros de gobierno que absolutamente nadie creyó, ni siquiera sus propios funcionarios, priístas, ciudadanos de a pie o amas de casa, taxistas o estudiantes. Fue una ofensa señalar que la corrupción se acabó o que 2 millones de ciudadanos salieron de la pobreza extrema cuando en realidad sucedió todo lo contrario.

En el Estado de México el gobernador del Mazo derrochó recursos innecesarios en promocionar su primer informe de gobierno en medios de comunicación, y lo hizo muy al estilo de su pariente el aún presidente. Aunque el evento físico en sí fue ponderado, no ocurrió lo mismo en propaganda y publicidad. No sé si el lector recuerde que Manuel Velasco difundió uno de sus informes a nivel nacional, como si a los ciudadanos de Tamaulipas o Baja California Sur les interesara lo que supuestamente hizo el güero en Chiapas.

Los informes de gobierno se proyectaron en su tiempo como un sano ejercicio democrático de rendición de cuentas, imprescindible en la relación gobierno-sociedad; el problema es que hoy en día se han convertido en instrumentos de promoción personal de quien los difunde distorsionando el original sentido con que surgieron, sirven para adular y a que políticos acudan al clásico “besa.manos” pero no para realmente informar a la ciudadanía de las acciones de representación o de gobierno.

Además de que se convirtieron en un mecanismo de promoción de imagen, en su mayoría difunden información errónea, falsa o distorsionada y como ya lo señalé, también se invierten enormes recursos públicos que podrían servir para obras sociales. Un aspecto más que se debe de considerar es que la ciudadanía ya es más consiente e informada respecto a los asuntos públicos porque no es la de hace lustros o décadas, y ya no cree en estos rituales demagógicos.

Me parece tiempo adecuado para legislar respecto a este tema y reducir el tiempo y los gastos onerosos que hacen los servidores y representantes respecto de las actividades que dicen que hicieron en un periodo determinado de tiempo y eso incluye al Presidente, los gobernadores, presidentes municipales y los legisladores federales y locales.

Y todo ello esto, de manera lamentable se ha visto y al parecer se seguirá viendo en Colima hasta que no haya un cambio de mentalidad en la clase política local. De entrada con los nuevos legisladores y los nuevos alcaldes que próximamente iniciarán sus funciones, se verá si en este especifico aspecto la política derrochadora, promotora de rostros y aduladora cambia por fin aunque sea en estos niveles.

APARTE.- Con la carambola de tres bandas que se aventó el Tepjf no solo le quitó dos diputados al PANAL y al PVEM, sino que hizo que se sacarán la lotería dos personajes que no tenían color en esta elección; sin embargo, no todo está decido aún, pues falta la última palabra de la sala principal del citado Tribunal; pero por lo pronto, esta decisión ya causó estragos en la tradicional relación entre el PRI y el PVEM, que tiene localmente un final incierto.

Twitter: @jdanie17

Compartir