Terminan su bachillerato personas que ya trabajan o tienen familia, en Tecomán

0

*“Ahora somos estudiantes con una actitud diferente, una forma distinta de ver la realidad. Nos queda mucho camino por recorrer; no dejen de estudiar”: Egresado del Bachillerato 6.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Tecomán, Col.- Un total de 105 estudiantes del Bachillerato 6, nocturno y semiescolarizado de la Universidad de Colima en Tecomán, recibieron su certificado como egresados del nivel medio superior, en un evento donde la directora del plantel, Gabriela Aldape Sotelo destacó que el documento entregado avala su formación académica, pero también, “representa el producto de un trabajo compartido en esta comunidad escolar, el reconocimiento a un esfuerzo personal y familiar por alcanzar el logro de sus propósitos y las bases de su proyecto de vida”.

Durante la entrega, explicó que este bachillerato surge con el propósito de atender a los jóvenes que, por diversas circunstancias, tenían que contribuir al gasto familiar o ya se habían incorporado al ámbito laboral, pero que también hacían lo necesario para cumplir con sus objetivos personales y académicos.

En este sentido, indicó que “ahora empezarán a recorrer nuevos retos y cada uno decidirá el rumbo y cómo escribirá su historia, sea en el nivel superior o incorporados al campo laboral; su mayor orgullo debe ser la capacidad mostrada en esta etapa de su vida. De ustedes dependerá hasta dónde los guiarán sus conocimientos, esfuerzos y ganas de seguir formándose”.

Por su parte, Christian Torres Ortiz Zermeño, secretario general de la UdeC, en representación del rector José Eduardo Hernández Nava, reconoció el esfuerzo de los 74 egresados del bachillerato escolarizado y 35 del bachillerato semiescolarizado, “quienes deben sentirse privilegiados, ya que son un grupo que termina la educación media superior, donde hoy en día, según datos oficiales, dicen que es el nivel con mayor deserción”.

Agregó que los estudiantes de este bachillerato tienen otros retos, uno de ellos es el turno, pero también otro muy importante, en el caso de quienes estudian en el semiescolarizado, es que “son madres, padres de familia o tienen una incorporación a la vida laboral, lo que hace más significativo el esfuerzo de estos tres años para conseguir el certificado que ahora tienen en sus manos. Ésta es la llave a la educación superior; espero que algunos tengan las condiciones y posibilidades de ingresar y que eso sea un objetivo de su proyecto de vida, que no sea sólo académico sino también personal, familiar y laboral”.

En el uso de la voz, Gabriela Cruz, a nombre de sus compañeros, reconoció el esfuerzo de cada uno de sus compañeros para terminar esta etapa “en la que teníamos muchas ilusiones; ahora somos estudiantes con una actitud diferente, una forma distinta de ver la realidad. Nos queda mucho camino por recorrer, no dejen de estudiar y luchen por sus sueños”, concluyó.

Anuncios