Son 11 los Desaparecidos en Colima en los ültimos 7 años

    0

    CASO PLACETAS ESTADIO

    El 30 de junio de 2001 reportaron que los jóvenes Alejandro Martínez Dueñas, y su amigo, José de Jesús González Medina, fueron detenidos y desaparecidos en la ciudad de Colima, por supuestos elementos de la Policía Judicial Federal, y de la Policía Preventiva.

    El jueves 5 de mayo de 2005, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, Sadot Sánchez Carreño, presentó en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, un punto de acuerdo para que el Procurador General de la República (PGR), Daniel Cabeza de Vaca informe a esa instancia sobre la desaparición de los jóvenes Alejandro Martínez Dueñas, y su amigo, José de Jesús González Medina.

    Ahí, en la sesión de la Comisión Permanente, estuvieron presentes, la madre de Alejandro Martínez, Marcelina Dueñas y su hermana, Diana Martínez Dueñas, ambas portaban en su pecho una fotografía de Alejandro, y se pusieron de pie en el momento en que el senador Sánchez Carreño trató el tema en tribuna.

    El legislador, abundó en el pleno, que los familiares de los desaparecidos aseguran que sus familiares no tienen antecedentes penales, sin embargo, aún en el caso en que estuvieran involucrados como acusados de un delito, esto no da derecho para tenerlos incomunicados por años.

    Notivado de lo anterior, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió, el 19 de mayo de 2005, la Recomendación 9/2005, dirigida al Gobierno del estado de Colima y a la Procuraduría General de la República.

    CASO AGENTES DE LA PGR

    El 5 de marzo de 2008, La delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) informó de la desaparición del titular de la Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo (UMAN), Braulio Rubén Castillo Pérez, y su secretario, Juan Manuel Partida Nava.

    Ambos servidores públicos desaparecieron el pasado sábado 1º de marzo, cuando viajaban en un automóvil Ford Lincoln, modelo 2008, con placas del estado de Hidalgo. Desde que tuvieron noticia de su desaparición, las autoridades federales y estatales montaron un operativo de búsqueda, sin resultados positivos.

    La PGR divulgó un escueto comunicado de diez líneas, en el que da cuenta del hecho, agregó que abrió la averiguación previa AP/PGR/COL/COL-III/065/08 y mencionó que agotará todas las líneas de investigación que permitan esclarecer ese suceso.

    El gobernador Silverio Cavazos Ceballos dijo que fue informado por el delegado que el sábado pasado por la noche Braulio Rubén Castillo, agente del Ministerio Público de la Federación, y su colaborador Juan Manuel Partida, habían salido a buscar el domicilio de una vivienda de la ciudad y ya no regresaron.

    «Nosotros hemos colaborado con la PGR en todo aquello que nos ha solicitado, (y) en los operativos conjuntos para tratar de dar con el paradero», dijo el mandatario.

    CASO VENDEDOR DE AUTOS

    El 28 de marzo de este año, el vendedor de autos usados César Amezcua Mata, de 39 años, originario de Jalisco y vecino de Colima, desapareció junto con dos amigos suyos . La PGJE no dio a conocer el hecho, aunque la familia presentó una denuncia ante el Ministerio Público. La madre de César, María Luisa Mata, hizo pública la desaparición de su hijo durante la marcha contra la inseguridad efectuada en la capital de Colima el 30 de agosto.

    La investigación, según las autoridades de Colima, deben realizarla en Jalisco, dado que la supuesta desaparición se dio en un retén ubicado en esa entidad.

    EL CASO DEL MILITAR

    El 14 de septiembre de 2008, el teniente de intendencia José Vicente Édgar Salinas Martínez, adscrito al 29 batallón de Infantería perteneciente a la vigésima Zona Militar, con sede en la capital del estado, desapareció sin que hasta el momento se tengan noticias de su paradero.

    La Procuraduría General de la República atrajo la investigación del caso, mientras que los familiares del militar exigen a las autoridades que aparezca “vivo o muerto”.

    Familiares de Salinas Martínez temen que haya sido secuestrado por un ex soldado amigo suyo, de nombre Luis Alberto Mejía, quien desde el domingo está bajo arraigo de la Procuraduría General de la República.

    El 14 de noviembre, tras encontrar elementos que lo relacionan con la desaparición del teniente José Vicente Edgar Salinas Martínez, el Agente del Ministerio Público Federal decretó auto de formal prisión en contra de Luis Alberto Mejía Trujillo, mientras que del militar se desconoce su paradero.

    CASO TECOMAN: 5 SUPUESTOS FAYUQUEROS LEVANTADOS

    El pasado 9 de diciembre, familiares de seis personas desaparecidas del municipio de Tecomán realizaron hoy una marcha por las principales calles de esta capital, en demanda de que las autoridades investiguen su paradero, luego de 13 días sin saber de ellos.

    Mujeres, niños y ancianos, con mantas y cartulinas en las que exhibieron sus demandas, recorrieron el trayecto desde el monumento al Rey de Colimán hasta el Palacio de Gobierno, donde iniciaron un plantón.

    En pocos minutos salió el secretario general de Gobierno, Héctor Michel Camarena, quien los invitó a pasar a su despacho, donde conversó con los manifestantes y se comprometió a que el gobierno estatal intensificará la búsqueda de los desaparecidos.

    En nombre del grupo, la señora Olga Carmona Rivas comentó que entre las víctimas se encuentra su hermano Manuel Carmona, así como sus compañeros de trabajo Mario Alberto Carrillo Moreno, Carlos Ramón Castañeda Dávalos, Lorenzo Guadalupe Rosas Anguiano, Jorge Carrillo Ramos y José Luis Mojarro Carrillo.

    De acuerdo con Carmona Rivas, los cinco primeros fueron vistos por última vez la mañana del 27 de noviembre, cuando se dirigían a bordo de un automóvil Sentra color vino rumbo a la ciudad de Colima a vender aparatos electrónicos de fayuca, y desde entonces sus familiares no han tenido contacto con ellos.

    A su vez, José Luis Mojarro, propietario de dos tiendas de novedades y patrón de los otros cinco desaparecidos, fue visto por varios testigos cuando era sacado de su domicilio por cuatro hombres armados la noche del mismo 27 de noviembre.

    Olga Carmona pidió al secretario de Gobierno que las autoridades se movilicen para encontrar a sus familiares.

    Después de solicitarles diversos datos sobre sus familiares y las circunstancias de su desaparición, Michel Camarena les pidió tener confianza y les aseguró que se ocupará directamente del asunto.

    Se comprometió a convocar a una reunión al procurador general de Justicia, Arturo Díaz Rivera, y al director de la Policía Estatal, Marco Antonio Obispo, para revisar el caso y plantear estrategias de búsqueda.
    Refirió que con base en el convenio interinstitucional, las fotografías de los desaparecidos serán boletinadas a todas las procuradurías de justicia del país.

    Al concluir la reunión, Olga Carmona señaló que si bien no se establecieron plazos para la obtención de resultados, los familiares no bajarán la guardia en su demanda de que sean encontrados los desaparecidos, y si pasa el tiempo sin que haya respuesta realizarán nuevamente manifestaciones. (11 de diciembre, 2008)

    Compartir