SOLILOQUIO

0

La información es poder

Por: Yaret Ramos Vallett

Desde que el internet llegó a nuestras vidas la forma de comunicarnos ha evolucionado a tal punto que ahora tenemos la información a la mano, casi al instante de que sucede, tanto a través de la mensajería instantánea como de las redes sociales que han creado verdaderas comunidades de informantes de cualquier suceso; lo bueno de esta forma de comunicación es la rapidez con que el mensaje se transmite, lo malo es que esa información a veces no es totalmente cierta.

En México el 57.4 por ciento de la población tiene acceso a internet, de esos el 79 por ciento se mantiene comunicado por Facebook, Whatsapp, Twitter, Instagram, principalmente y en ese orden, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

¿Por qué destaco esto? Pues porque la semana pasada después del alza de precio en las gasolinas y el diésel fuimos testigos de cómo algunos sectores de la población, en varios estados del país, salieron a “manifestar” su enojo contra la medida, que dicho sea de paso, sí es algo que provoca ira, frustración y nos ofende después de que nos vendieron la idea de una supuesta reforma energética, pero esa no es la cuestión que quiero tratar hoy.

El asunto que llama mi atención es que muchos de los desafortunados eventos de protesta de la población, llámense saqueos, bloqueos en carreteras, toma de gasolineras y de casetas fueron convocados a través de las redes sociales, de manera anónima, incitando a “declarar” la guerra en contra del gobierno, sin embargo los que acudieron a ese “llamado de ofensiva” no tomaron en cuenta que con sus acciones sólo crearon caos y miedo entre la población sin afectar directamente a quien supuestamente iba dirigido el ataque, o sea al Gobierno Federal.

Muchos de los mensajes enviados y reenviados llevaban información que no se podía corroborar por fuentes creíbles, entonces ¿por qué los reenviaba la gente? ¿Acaso no estaban contribuyendo con generar más psicosis? ¿Tal vez eso es lo que se pretende, crear pánico y desestabilizar al país? ¿Con qué fin? ¿Saqueando tiendas, cerrando gasolineras se logra que la economía mejore?

La información es poder, dice la frase, no obstante no toda la información que nos llega por redes sociales es verdadera, incluso en ocasiones la que manejan los medios de comunicación también puede llevar algo de sesgo en la manera de presentarla, por eso es mejor leer varios medios, escuchar las diferentes opiniones de los expertos en el tema y con ello tener nuestra propia perspectiva de las cosas, sin dejarnos llevar por lo que otros dicen.

Compartir