Sigue la preocupación salarial en Colima

0

Justicia Transformadora

Por Ángel Durán.

A pesar de que ya se hicieron los primeros pagos de quincenas atrasadas, -pero no todas- a la burocracia colimense, ahora, otras instituciones se empiezan a preocupar, en atención a que se vislumbra, que no ha llegado todo el recurso público para que, en lo subsecuente se deje de pagar a los trabajadores de otras instituciones.

Está por visitar Colima, el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, y ojalá dentro de su noticia sea, que, junto con el gobierno del estado, ya esté resuelto el tema de los salarios de la burocracia colimense.

Pues en caso de no ser así, ya hay preocupación por muchos trabajadores, de que esto se vuelva una práctica permanente en el Estado y de, que se les pague a unos y se les empiece a dejar de pagar a otros; esto no sería la solución.

Se tiene que recordar que el derecho al salario, se deriva del derecho humano al trabajo, este derecho establecido en la Constitución y en diferentes tratados internacionales que ha firmado el Estado mexicano y que, está obligado a no atrasarse bajo ninguna circunstancia con las percepciones de sus trabajadores, pues ocasiona daños irreversibles a las familias.

Imagínese usted, las consecuencias que una familia tiene, cuando no paga sus obligaciones; como puede ser sus: hipotecas, la educación de sus hijos, obligaciones de pago de vehículos, alimentación, renta; un sin fin de obligaciones que cada familia en el particular, tiene que cumplir con el pago de su salario.

O sea, el que no se le pague su sueldo en tiempo y en forma, agrava las condiciones no sólo del trabajador, sino de toda su familia y como consecuencia, se alteran las condiciones sociales y económicas del Estado y esto es provocado por una autoridad que dejó de prevenir el colapso financiero en nuestra entidad federativa.

Lo correcto sería, que cada familia hiciera un análisis de los daños que le ha causado no recibir su salario y que el Estado como ente responsable, asumiera éste costo y entregar incentivos económicos a las familias, que están recibiendo su salario atrasado, a fin de mitigar el impacto de los daños ocasionados; ¿cree usted que esto podría ser posible? ya me imagino su respuesta y mejor ahí le dejamos.

Dentro de los problemas que dieron causa a que esto ocurriera y que hace responsable el Estado de esta falla, es, el descuido que tuvo, para no utilizar el dinero exactamente para lo que estaba etiquetado, y se usó la discrecionalidad, esta forma del manejo financiero de una entidad federativa, tiene que ser revisada, etiquetar el presupuesto de un Estado, significa que este lo tiene que usar de manera muy puntual cada entidad federativa y no destinarlo para otro objetivo; es por eso que, si queremos evitar en lo subsecuente ocurra un colapso en las artes de la burocracia colimense, tenemos que aumentar el nivel de transparencia y rendición de cuentas, además de revisar que las entidades federativas cumplan con el marco jurídico que establece como aplicar el presupuesto que le manda la Federación a las entidades.

 

Para comentarios [email protected]

www.angelduran.com/libros.php

Publicidad