Sigue Desaparecida la Abogada; su Hija Pide Ayuda para Localizarla

    0

    COLIMA, COL., – Desde el viernes pasado se encuentra desaparecida la abogada Emma Laura Ramírez Mandujano, quien fue vista por última vez entre las 10:30 y 11:00 de la mañana, luego de que no acudió a un desayuno que tenía previsto con un grupo de personas en el restaurante del hotel América.De acuerdo con su hija, Laura Dávalos Ramírez, ese día, poco antes de salir de su domicilio con rumbo a su cita, recibió una llamada imprevista que la hizo cambiar sus planes. Era el gerente del Grupo Minero Alondrita S.A. de C.V., empresa originaria de Sonora, quien le informó que le pagaría una deuda de 24 mil pesos por concepto de seis meses atrasados de la renta de un inmueble en el fraccionamiento Colinas de Santa Bárbara.

    Y a partir de que salió de su domicilio, ya nadie ha sabido de su paradero.

    A las 11 de la mañana y en varias ocasiones a lo largo del día, Laura Dávalos llamó sin éxito al teléfono celular de su madre. Primero se escuchaba una grabación en el sentido de que el número no se encontraba disponible o estaba fuera del área de servicio, después enviaba directamente al buzón.

    La preocupación de sus familiares creció cuando pasó la hora de la comida y Emma Laura Ramírez no llegó, pese a que había dejado en la cocina listos los ingredientes para preparar los alimentos.
    Fue hasta las 11:30 de la noche del viernes que Laura Dávalos se enteró, después de que fue reportado el hecho a la Cruz Roja, de que a las 6:40 de la tarde había sido encontrado el automóvil de su madre —marca Peugeot, modelo 2006, placas JBJ 65 55 del estado de Jalisco— calcinado a la altura del kilómetro 15 de la carretera Comala-San Antonio, cerca del entronque a la Laguna de Carrizalillos.

    En las primeras horas de la madrugada del sábado, Laura acudió a las instalaciones del Ministerio Público del fuero común en Comala, donde se encontraba reportado el hallazgo de los restos del automóvil, pero se le informó que no sería posible investigar la desaparición de su madre si no presentaba una denuncia, lo que hizo en esos momentos.

    Sin embargo, hasta la mañana de este lunes, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) no había localizado a la mujer.

    En entrevista, Laura Dávalos comentó que de acuerdo con sus propias indagatorias, una persona le informó que después de las seis de la tarde del viernes vio el automóvil rebasar en curva a otro vehículo en la carretera a San Antonio y posteriormente estaba quemándose en el lugar donde fue encontrado, pero antes de que esto ocurriera había un hombre parado cerca del lugar.

    Algunas personas que viven por el rumbo o tienen por ahí su casa de descanso, buscaron ayuda de unos albañiles de una construcción que está a cien metros de distancia, para acarrear agua y tratar de apagar el fuego.

    Una vez que los restos del automóvil fueron llevados al corralón, Laura Dávalos fue a verlo y se dio cuenta de que tenía puesto el freno de mano, lo que le reforzó la hipótesis de que el automóvil fue estacionado primero con la intención de incendiarlo, lo que fue confirmado por un hojalatero que hizo un análisis y llegó a la conclusión de que el fuego no surgió de una falla del vehículo.

    Originaria de Guanajuato, donde nació en 1953, la abogada desaparecida, Emma Laura Ramírez Mandujano, tiene más de 30 años radicando en la ciudad de Colima, donde se ha dedicado a la renta de varias casas e inmuebles. Con estudios de Derecho por la UNAM, durante una época litigó en materia de derecho agrario en la Secretaría de la Reforma Agraria.

    Hace más de un año, al salir de su domicilio, fue asesinado su esposo, Luis Dávalos y Tagle, quien era coronel retirado del Ejército, quien participó en la guerra de Vietnam y en los años sesentas fungió como asesor de dos presidentes de la República en materia de seguridad nacional.

    Aunque advierte que no ha sido aclarada la muerte de su padre, Laura Dávalos consideró que ésta no se encuentra relacionada con la desaparición de su madre.

    “No va por ahí. No hay relación, en absoluto. A mi papá llegaron y a plena luz del día, a las 4:20 de la tarde, saliendo de la casa, le dispararon. Apenas estaba quitando el tapasol que cubre el tablero. Pero ahora mi madre ni siquiera estaba en el carro. Si a mi madre le hubieran querido hacer un daño, si la hubieran querido matar, donde fuera la hubieran atacado”.

    —Por la forma como se dieron las cosas, ¿puede haber esperanzas de que su madre esté con vida?

    —No, señor, mi madre está con vida. Tiene que estar en un lugar. Yo quiero llegar a esas personas, que me la devuelvan, no guardo rencor a nadie ni pienso en venganzas, sólo quiero que me devuelvan lo que más me importa en esta vida. Hay razones para creer y no darme por vencida.

    “Yo no pretendo culpar ni crucificar a nadie, yo lo que pretendo, si Dios me da la oportunidad, es cuidar a mi madre. Estaría dispuesta a darles todo a las personas que se la llevaron, dejar todo, no decir nada, no involucrar a nadie, e irme de aquí. Lo que tengo no es mucho, obviamente, quien haya hecho eso me conoce, sabe de dónde vengo, qué tengo y qué no tengo, pero si algo es de valor para ellos: dinero, bienes, si para ellos es importante, por Dios que se los doy. No pretendo más que lo más preciado para mí, que es la vida de mi madre, yo puedo empezar de cero en cualquier lugar, gracias a Dios”.

    Desde hace algunos años, Emma Laura Ramírez ha formado parte del Comité de Ética del Hospital Regional Universitario y ha participado en talleres literarios, con los que ha publicado dos libros, titulados “De Café” y “A la cuenta de nueve”.

    Cuenta Laura Dávalos que un día antes de su desaparición su madre había enviado un mensaje de correo electrónico a sus amigos y conocidos en el que les pedía donar sangre a favor de una amiga que estaba en el hospital.

    “En ese mensaje ella hablaba de tocarnos el corazón, y preguntaba qué haríamos por un ser querido. Siempre ha ayudado mucho a la gente y con frecuencia le piden orientación como abogada”.

    EL 26 DE ENERO DE 2009 MATARON A SU ESPOSO FRENTE A SU CASA
    Cabe señalar que el 26 de enero de 2009 fue asesinado el esposo de la hoy desaparecida, de nombre Luis Dávalos y Tagle, de 75 años de edad, en hechos ocurridos afuera de su domicilio, por la calle Alfonso Michel, en la colonia Jardines Vista Hermosa. Al parecer un hombre joven lo esperaba frente a su domicilio y sin decir nada le hizo varios disparos a quemarropa, para luego huir a pie del lugar. La víctima fue identificada como Luis Dávalos y Tagle, comerciante de Villa de Alvarez y oficial del ejército retirado.

    VER LA NOTA: http://www.colimanoticias.com/index.php?option=com_content&view=article&id=3298:ejecutan-a-balazos-a-un-militar-en-jardines-vista-hermosa&catid=1:Ultimas%20Noticias

    Compartir