SERÁ MÉXICO PAÍS DE ADULTOS MAYORES EN 2030: ERNESTO GONZÁLEZ

    0

    Durante su ponencia “Enfermedades crónico-degenerativas, su entorno actual”, se reseñó cómo México pasó de ser un país de niños y jóvenes en los ochenta, a uno de adultos en el siglo XXI, y agregó que para el año 2030 será un país de ancianos que requerirá un buen número de médicos especialistas en Geriatría, para atender a toda esa población mayor de 60 años.

    Asimismo, indicó que la mujer será quien viva más años, en comparación con el hombre, no tanto por su condición física sino porque es ella la que se atiende más médicamente, “de cada diez consultas que se realizan, ocho son mujeres y dos son hombres, no porque sea más enferma la mujer, sino porque tiende más al autocuidado”.

    Definió a las enfermedades crónico-degenerativas como un grupo de padecimientos de origen no infeccioso, que generalmente se presentan en pacientes mayores de 60 años de edad, la cual se caracteriza por un comportamiento crónico que requiere ser intervenido farmacológicamente para tenerlo bajo control, lo cual modifica la esperanza de vida del paciente.

    “El envejecimiento no se puede prevenir, el ser humano siempre ha querido encontrar la fuente de la eterna juventud, lo cual no ha sido posible. Envejecer trae muchos cambios físicos notorios; sin embargo, si se hace ejercicio desde jóvenes, se puede llegar a los 40, 50 y 60 años sin ningún problema y sin tantas limitaciones como se ven en muchas personas ahora”, dijo González Valencia.

    También envejecemos por dentro, dijo, por ejemplo, los pulmones se hacen más pequeños, los huesos se hacen más débiles, se pierde la elasticidad de los músculos, los tiempos de reacción son más lentos, las articulaciones se degeneran, entre otros cambios, puntualizó el médico internista.

    Explicó cuáles son los factores de riesgo que llevan a tener mayores problemas crónico-degenerativos, entre los que se encuentran el sedentarismo, la inactividad física, malos hábitos alimentarios y la carga genética de cada persona, “pero de todos hay que luchar en contra del sedentarismo porque es el origen de todos los problemas”, alertó.

    “Por ello el ejercicio es el antídoto para no tener problemas con enfermedades crónico-degenerativas, pero hay que hacerlo desde jóvenes, no cuando ya se tiene algún problema de salud, tenemos que hacer un programa de actividad física que sea moderado con 30 minutos diarios o de 150 a 180 minutos a la semana; modificar el estilo de vida, “esto es lo más difícil para los mexicanos, porque no se han tenido las bases desde un principio, dejar de fumar, dejar de tomar alcohol, dejar la comida chatarra, etc.”.

    Por último, aconsejó a los estudiantes de Medicina ser promotores e impulsores de la salud, empezando por ellos mismos.

     

     

    Compartir