SEDENA URGE A LIMPIA POLICIAL; LENTO AVANCE EN ESTADOS

    0

    En tanto, senadores del PAN, PRI y PRD rechazaron autorizar operativos tipo Rápido y Furioso para perseguir el lavado de dinero, como publicó ayer Excélsior, mediante entregas vigiladas de dinero sucio con el fin de detener a toda la cadena involucrada en este ilícito.

    Critican lento avance en limpieza policiaca

    El secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, lamentó el lento avance que se registra en el fortalecimiento de las instituciones de seguridad y justicia de los estados, porque el retorno de los militares a sus cuarteles está ligado a la profesionalización policiaca y eso hace prever que el retiro del Ejército se prolongará varios años más.

    Insistió a los senadores que la falta de un marco jurídico que los proteja genera confusión e incertidumbre de los mandos militares, y ello provoca el debilitamiento del ímpetu e iniciativa en operaciones, por la amenaza permanente del fuero militar.

    Dialogó con los senadores Francisco Agundis, Jesús Murillo, Jorge Mendoza, Graco Ramírez, Sebastián Calderón, Renán Cleominio Zoreda, Lázara Nelly González, Héctor Bautista, Tomás Torres, Antelmo Alvarado, Guadalupe Fons y Armando Contreras, a quienes les informó que el Ejército ha detenido a diez mil 900 delincuentes nacionales y 150 extranjeros.

    Dejó en claro que la tarea ordenada por el Presidente de la República en materia de seguridad pública no ha generado que el Ejército descuide el resto de sus funciones, como la protección de los recursos forestales y el apoyo a la población civil en caso de desastres naturales.

    Entre los temas abordados estuvo la Iniciativa Mérida, la imposibilidad de usar jurídicamente el GT200 para proceder contra los delincuentes; el aumento en el número de halcones del crimen organizado y la imposibilidad de castigarlos con severidad; la capacitación en materia de derechos humanos y los operativos especiales que se realizan en Veracruz, Guerrero y Coahuila.

    También les informó que los puestos de control cuentan con equipos de alta tecnología, que la Iniciativa Mérida les ha proporcionado herramientas modernas y explicó que, a pesar de que el Ejército ha recibido un aumento importante de su presupuesto, lo cual ha permitido mejorar el salario de la tropa a ocho mil 974.14 pesos mensuales, otorgarles créditos para viviendas y mejores sistemas de protección social, lo cierto es que ha sido insuficiente para el tamaño del reto que se tiene en materia de seguridad pública.

    Los senadores que tomaron la palabra, como Jesús Murillo, Tomás Torres, Sebastián Calderón y Armando Contreras, expresaron el reconocimiento que las fuerzas políticas representadas en el Senado tienen a la tarea cotidiana de los militares, porque demuestran lealtad, profundo patriotismo y su deber de cumplir con el mandato de su comandante supremo, el presidente Felipe Calderón.

    De acuerdo con la información obtenida por Excélsior, el tema de la certificación y profesionalización de los cuerpos policiacos federales, estatales y municipales ocupó el mayor tiempo y generó un nutrido diálogo, en el cual salió a relucir que el retraso en este tema no es responsabilidad exclusiva de los gobiernos de los estados, sino también del gobierno federal, pues el secretariado ejecutivo de Seguridad Pública ha tardado los procedimientos.

    Los legisladores federales hablaron de la falta de coordinación que se percibe entre las instituciones que conforman el gabinete de Seguridad Nacional, a lo cual el secretario de la Defensa Nacional respondió que los militares se circunscriben a realizar lo mejor posible las tareas que se les asignan en este esfuerzo por terminar con el crimen organizado. Admitió que se ha puesto mayor énfasis en la atención a las zonas urbanas y se ha descuidado un poco las zonas rurales, pero aclaró que esto se explica porque el crimen se ha concentrado en esas áreas.

    Los partidos rechazan operativo financiero estilo Rápido y Furioso

    Senadores del PAN, PRI y PRD rechazaron autorizar operativos tipo Rápido y Furioso para perseguir el lavado de dinero, porque si a un país como Estados Unidos, con tanta experiencia en ellos, le fallaron, en México, con un sistema policiaco infiltrado por delincuentes, pues se convierte en una actividad de alto riesgo.

    El priista Pedro Joaquín Coldwell y los perredistas Pablo Gómez y Tomás Torres destacaron que se deben tener muchas reservas para autorizar este tipo de acciones en territorio nacional; en tanto, el panista Fernando Elizondo consideró que es necesario poner límite a este tipo de nuevas figuras, en lo cual coincidió su correligionario Alejandro González Alcocer, quien añadió que son figuras necesarias que utilizan todos los cuerpos policiacos del país.

    Ayer, Excélsior reveló que una de las estrategias del presidente Felipe Calderón para combatir el lavado de dinero son las llamadas “entregas vigiladas”, que se refieren a permitir de manera premeditada el flujo de dinero sucio para detectar a todos los involucrados en el ilícito.

    “Ciertamente son operativos de alto riesgo, porque si en países como EU que tienen muchos años haciendo estas prácticas y tienen instituciones de procuración de justicia más sólidas que las nuestras estos operativos fracasan, imaginemos lo que puede pasar en México, donde sobre todo hay un alto índice de corrupción y de infiltración de nuestras instituciones por parte de los cárteles y las mafias”, afirmó Pedro Joaquín Coldwell.

    “Son parte de las diferencias de opinión, en cuanto a los alcances de esas acciones, para qué y hasta dónde se pueden autorizar y quién las puede autorizar y qué límites tienes. Desde mi punto de vista son instrumentos necesarios para la PGR, pero que sí hay que definir con mucho cuidado, con mucha precisión, para que no nos vayamos al extremo de que hay delitos para combatir delitos”, comentó Elizondo.

    “Este sistema que nos está proponiendo la ley de delincuencia organizada de actividades encubiertas dentro de los grupos delincuenciales, por parte de agentes gubernamentales, o de la PGR o de la Policía, donde se le da posibilidad a los agentes de cometer delitos sin responsabilidad, es como el 007 con derecho para matar.

    “Luego viene la figura de Rápido y Furioso, dejar pasar el delito, no detener a los causantes, vigilarlos, ver a dónde van, no actuar conforme al deber, sino en aras de una supuesta investigación, es Rápido y Furioso, estas cosas no se pueden dar, porque no se puede violar la ley, y a parte no se debe de aceptar que el que debe hacer cumplir la ley tenga derecho de violarla, no se combate al delito combatiendo delitos, es peligrosísimo el esquema”, dijo Gómez.

    La Comisión de Justicia del Senado tiene abierto el proceso de discusión de los instrumentos complementarios que permitan al país combatir el lavado de dinero, con el uso de una técnica similar a la del polémico Rápido y Furioso, con el fin de permitir entregas, distribución y transportación, bajo vigilancia, para detener a toda la cadena involucrada en este ilícito, a propuesta de Calderón.

    “Para la investigación de los delitos a que se refiere esta ley, el agente del Ministerio Público de la Federación podrá emplear las técnicas especiales de investigación”, como entregas vigiladas.

    “Consistentes en la identificación y, en su caso, la intercepción en tránsito de bienes o recursos que sean objeto, instrumento o producto del delito, a efecto de retirarlos o sustituirlos total o parcialmente, para luego permitir, bajo vigilancia, su envío, distribución o transportación dentro del territorio nacional, con el fin de investigar los delitos que se refiere esta ley.”

     

     

     

    Compartir