Que pare ‘satanización’, exige China a EU en reunión con Wendy Sherman

0

CN COLIMANOTICIAS

China.- Este lunes Pekín urgió a Estados Unidos a parar de «satanizar» a China, durante las conversaciones con la subsecretaria de Estado Wendy Sherman, la enviada de más alto nivel del gobierno de Joe Biden al país asiático, que se mostró «muy enérgica» con sus interlocutores.

La visita de esta subsecretaria de Estado a la ciudad de Tianjin (norte) es el primer gran encuentro entre responsables de las dos principales economías mundiales desde las discusiones celebradas en Alaska en marzo, que terminaron en ataques cruzados.

Sherman llegó el domingo a esta ciudad portuaria en busca de afianzar las relaciones entre las dos potencias económicas, enfrentadas por temas como ciberseguridad y derechos humanos, pero fue recibida con un duro comunicado de Pekín.

«La esperanza puede ser que, al satanizar a China, Estados Unidos podrá de alguna manera (…) culpar a China por sus propios problemas estructurales», dijo el vicencanciller chino Xie Feng a Sherman, según un comunicado de su ministerio.

«Urgimos a Estados Unidos a cambiar su mentalidad equivocada y su política peligrosa», agregó el comunicado sobre las conversaciones de la funcionaria estadunidense con el vicencanciller chino.

Xie aseguró que el pueblo chino ve la «retórica antagonista de Estados Unidos como un intento mal disimulado de contener y suprimir a China».

Pekín también presentó una lista de exigencias, que incluyen levantar las sanciones a funcionarios y las restricciones de visados a estudiantes, así como el cese de la «supresión» de empresas chinas, dijo a los periodistas el vocero de la cancillería Zhao Lijian.

El portavoz llamó además a poner fin a los llamados a investigar de nuevo los orígenes del coronavirus en China, en una advertencia más extensa a «dejar de pisar las líneas rojas».

En su Twitter, Sherman dijo haber abordado «el compromiso de Estados Unidos con la competencia sana, la protección de derechos humanos y los valores democráticos».

Según el departamento de Estado estadunidense, la subsecretaria evocó su preocupación sobre supuestas violaciones de los derechos humanos de China en Hong Kong, Tibet o la región de mayoría musulmana de Xinjiang, y fue «brutalmente honesta» en cuestiones como los presuntos ciberataques chinos.

Estas fuentes aseguraron a la prensa que el encuentro entre ambas partes fue «sincero», «profesional» y «directo», y sirvió para discutir los «términos para gestionar de forma responsable la relación entre Estados Unidos y China».

El viaje se considera también un paso previo de cara a una eventual reunión entre Biden y su par chino, Xi Jinping, cuando las relaciones entre ambos países siguen en caída libre.

Con información de Excelsior