«El Colima» dio Muerte a su Compañero de Parranda, en Tamaulipas

    0

    Los detenidos son Porfirio Quino Velazco alias “El Chaparro de 33 años de edad, sin domicilio ni oficio en la ciudad y originario de Veracruz, además de Oscar Mata Bonilla alias “El Colima”, de 19 años de edad, sin domicilio ni oficio en la ciudad y originario de Manzanillo, Colima.

    Ambos sujetos confesaron el crimen que cometieron contra Cristóbal de León Turrubiates, el viernes 7 de Marzo, después de estar bebiendo bebidas embriagantes y tirar su cuerpo en las riberas del Bravo.

    La captura se llevó tras las investigaciones del hallazgo de un cuerpo en la orilla del río Bravo, a la altura de las canchas de fútbol, se presentó quien dijo ser la madre del occiso, asegurando que de vez en cuando Cristóbal de León cruzaba a Estados Unidos y cuando era deportado por las autoridades estadounidenses, se juntaba con unas personas que vivían en una carpa a la orilla del río Bravo.

    En el lugar, los ministeriales capturaron a Porfirio Quino, el cual tras ser interrogado, confesó haber dado muerte a su rival, siendo ayudado por Oscar Mata, al cual también se ubico y se logró su captura.

    En su declaración, “El Chaparro” dijo que junto con “El Colima” se encontraban sentados en un sillón, en el campo, cuando vieron que por el Bulevard caminaba el ahora occiso quien se acercó y comenzó a hacerles plática.

    Mencionó que se pusieron a ingerir bebidas embriagantes y cuando ya estaban borrachos, la víctima comenzó a buscarles pleito, para después con un palo golpear a “El Chaparro”.

    Profirio Quino, dijo que para defenderse le lanzó una piedra que lo tumbó y cuando estaba en el suelo aprovechó para dejarle caer un pedazo de block en la cabeza en dos ocasiones y cuando se dio cuenta que lo había matado, le pidió ayuda a su compañero para deshacerse del cuerpo.

    Entre los dos cargaron al muerto hasta un barranco, para después cubrirlo con llantas y regresar a la escena del crimen escondiendo la piedra y borrando las huellas de sangre, aventando todo a un canal de desagüe.
     

    Fuente: www.hoylaredo.net
     

    Compartir