PROYECTO BASADO EN LOS DERECHOS HUMANOS PARA UNA SOCIEDAD MAS JUSTA

    0

    Los derechos humanos son el paraguas bajo el cual nos desenvolvemos y observamos las estructuras sociales y las instituciones; este enfoque constituye un proyecto político que transformará al Estado para garantizar que las personas puedan llevar a cabo el plan de vida de su preferencia. El Estado mexicano está obligado a garantizarlos pero durante mucho tiempo hemos visto cómo se han privilegiado intereses particulares.

    Pensamos que el país requiere un líder moderno que valore la importancia de este enfoque y oriente las instituciones para la realización de los derechos. Una persona que esté comprometida verdaderamente con la igualdad en el acceso a los derechos y los privilegie en el marco de cualquier creencia religiosa o moral.

    No es gratuito que la Ciudad de México haya sido la primera en el mundo en realizar, con la cooperación de organizaciones de la sociedad, instituciones académicas y organismos internacionales, un diagnóstico integral que desembocó en un Programa de Derechos Humanos.

    De esta forma, el D.F. cuenta con el primer presupuesto en el mundo enfocado por los derechos humanos, estableciendo políticas, programas y líneas de acción específicas para la realización de estos derechos. Lo que significa que las autoridades y funcionarios del gobierno están obligados a capacitarse continuamente en la materia y a cumplir de manera cotidiana con el programa establecido. El resultado es claro, pese a todas las inercias burocráticas y administrativas, el gobierno de la ciudad de México cuenta con un modelo de atención distinto en todas las instituciones.

    Las personas son reconocidas como el fin último de las políticas y existen metas claras en la realización de sus derechos. Las mujeres cuentan con mejores políticas para la igualdad en el acceso a una vida libre de violencia, los jóvenes encuentran respeto y apoyo para desarrollar sus capacidades, los adultos mayores se reconocen como parte importante de la sociedad y las familias pueden convivir en un ambiente de tolerancia frente a la diversidad.

     

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir