Proponen impuesto a la venta de bebidas alcohólicas; productores de vino y mezcal se oponen

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- El Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) alertó que la propuesta de sumar un impuesto a la venta de bebidas alcohólicas afectará la producción, se perderán empleos, y el vino nacional se alejará de la meta de tener 50 por ciento del mercado.

«Estamos en contra de este tipo de iniciativas, el hecho de un impuesto no a favor del incremento del consumo de vino, cuando volteamos a ver, el vino nace de lo que es la agricultura, y el hecho de que seamos recortados con 27 por ciento respecto a presupuestos y apoyos al campo es algo que afecta y si le cuelgas un impuesto después, también tiene un impacto negativo «, pronunció Hans Backhoff, presidente del CMV.

La propuesta del impuesto de venta al consumidor también afecta a los mezcaleros, quienes denuncian que un impuesto de esta naturaleza genera un incentivo contrario a lo originalmente previsto, debido a que algunos productos y puntos de venta migrarán al mercado ilegal e informal mismos que se fortalecerán y por ello, la recaudación será menor para el gobierno los Estados.

«Este impuesto sería adicional a los impuestos federales al 53 por ciento de IEPS, 16 por ciento de IVA, del 30 al 33 por ciento de ISR con el que el mezcal se encuentra gravado actualmente, mismos que incrementan en más del 100 por ciento el precio del Mezcal convirtiéndolo en la bebida más cara de México», indicó Hipócrates Nolasco, presidente del Consejo Regulador del Mezcal (CRM).

«Eso impide que los comercializadores y mezcaleros artesanales y ancestrales se integren a la formalidad», agregó al respecto.

La propuesta para sumar un impuesto del 4.5 por ciento a la venta de bebidas alcohólicas está en las Cámaras de Diputados de Jalisco, Guanajuato, Oaxaca y Ciudad de México; es decir, este impuesto sería estatal y solo se pagaría en las entidades que lo acaten.

Actualmente las botellas de vino pagan 26 por ciento del IEPS sobre el impuesto total y adicional un IVA del 16 por ciento, un acumulado de 42 por ciento de impuesto al que se sumaria el 4.5 por ciento de gravamen por venta al consumidor.

«Si esto sucede, se frena la producción, porque esto es lo que sucede con estás iniciativas de impuestos, estamos básicamente cediendo el lugar a los vinos importados, hoy en día tenemos el 30 por ciento ‘del pastel’, nos vamos a quedar cada vez con menos participación», apunto Backhoff.

«Nos afecta por el consumo, un tema de competitividad, nos volvemos menos competitivos, el vino mexicano es más barato en otros países que aquí», añadió.

En 2018, las empresas de vino mexicanas produjeron 14 millones de cajas en 6 mil 500 hectáreas de los 13 estados donde se cultiva y procesa, como Baja California, Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Puebla, Sonora y Nuevo León.

Backhoff refirió que se encuentran en acercamiento con las partes de gobierno a través de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

La propuesta del impuesto de venta al consumidor también afecta a los mezcaleros, quienes denuncian que un impuesto de esta naturaleza genera un incentivo contrario a lo originalmente previsto, debido a que algunos productos y puntos de venta, migrarán al mercado ilegal e informal mismos que se fortalecerán y por ello, la recaudación será menor para el gobierno los Estados.

Cabe destacar que el pulque quedó libre del pago del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se impuso a las bebidas alcohólicas.

Fuente: EL FINANCIERO

Anuncios